El grupo pone el foco este año en la rentabilidad e impulsará el crédito

Sabadell gana el 36% menos al completar dotaciones y pone fin a las compras

El bancogana 51,1 millones tras realizar dotaciones y saneamientos por 324,9 millones.

Aprovechará la adquisición de pequeñas redes para completar su expansión

Sede del Banco Sabadell.
Sede del Banco Sabadell.

Los resultados trimestrales de Banco Sabadell han sido superiores a lo que esperaba el mercado, incluso teniendo en cuenta que era, junto a CaixaBank, la única entidad que quedaba por completar las dotaciones para sanear sus activos tóxicos. Tanto la cuenta de resultados como su balance, no obstante, están influenciados por la incorporación al grupo de Banco CAM el año pasado. Esta distorsión es la que ha permitido presentar crecimientos de todos sus márgenes.

El banco destaca la “excelente” evolución de los ingresos, algo que pocas entidades se atreven a decir este trimestre. También ha contribuido a la cuenta del banco la contención de costes recurrentes (ajenos a su expansión), el aumento de clientes y cuotas de negocio y las sinergias de CAM, que han aflorado más rápidamente de lo previsto y han contribuido “a reforzar la solvencia” del grupo. El ratio de core capital es del 10,6% y la cobertura sobre el total de la exposición crediticia es del 13,8%.

De enero a marzo Sabadell ha ganado 115.040 nuevos clientes, lo que supone un ritmo de 8.800 nuevas altas semanales, el 79 % de ellas de particulares.

El consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola, coincide con el resto de los banqueros al resaltar las desventajas en las que la banca sigue ejerciendo su activad, con un complicado contexto macroeconómico, bajos tipos de interés y los efectos de la reforma del sector financiero español. Pese a todo, y también como el resto de sus homólogos, prevé registrar crecimientos significativos a partir del tercer trimestre.

De momento, una de sus asignaturas pendientes, como la de la banca, es la de mejorar la concesión de créditos. En el primer trimestre, el crédito ha bajado 2.000 millones, un 1,7% con el mismo perímetro del banco. Eso sí, si se suma CAM en este trimestre frente al mismo del año pasado en el que no estaba integrada la firma alicantina, el crecimiento de la inversión crediticia llega al 52,7%.

Guardiola anunció ayer que la entidad está desarrollando un plan de crecimiento de la cuota del crédito entre sus propios clientes, sobre todo, para pymes, y para aprovechar el hueco dejado por otras entidades. El Gobierno, de hecho, ha pedido a la banca que apoye la concesión de créditos a pymes, pese a ello, parece que la financiación seguirá en caída libre este ejercicio para todo el sector.

Jaime Guardiola ha explicado que, tras las últimas adquisiciones, la entidad pondrá su foco en la rentabilidad y ha descartado “operaciones de envergadura”, pero no pequeñas compras si necesitan complementar “alguna plaza”. Madrid, de hecho, es una de las regiones en la que aún tiene previsto crecer, al tener una cuota de mercado de solo el 5%. El grupo cuenta con una cuota de mercado en España del 7% y su objetivo es llegar al 10% –antes de la crisis solo tenía el 2,5% de cuota–. Sabadell acaba de adjudicarse Banco Gallego, y en el último año y medio ha adquirido también Banco CAM y la red de oficinas de Caixa Penedès. Dispone así de 2.338 oficinas en España.

Entre sus objetivos está crecer en Madrid con la apertura de oficinas y ser el “primer banco” de la comunidad valenciana. El ejecutivo ha asegurado que el ajuste de Banco Gallego en Galicia será “menor” y que no habrá ningún tipo de solución “compleja” para la plantilla.

Sobre Pescanova, firma en la que Sabadell es máximo acreedor con más de 200 millones, Guardiola reconoció que el banco está preocupado por la situación “insólita” en la que se encuentra la compañía tras solicitar preconcurso de acreedores. Además reconoce que “a estas alturas todavía no tenemos una foto clara de lo que está pasando”.

 

Normas
Entra en El País para participar