Estrenará en diciembre un complejo en México

Iberostar fortalece su presencia en Latinoamérica con dos hoteles

En 2012, la cadena hotelera facturó 1.116 millones de euros

Varios turistas en la playa de las Canteras, en las Islas Canarias.
Varios turistas en la playa de las Canteras, en las Islas Canarias. EFE

El Grupo Iberostar fortalecerá su presencia en Latinoamérica con la apertura de un nuevo hotel de cinco estrellas en México, que representa una inversión de 90 millones de dólares (unos 68 millones de euros). La vicepresidenta ejecutiva de la cadena hotelera, Sabina Fluxá, anunció hoy que también tienen en puerta un proyecto que incluye la compra de un solar de 400 habitaciones en Cartagena de Indias, Colombia, sin embargo reservó más información de la transacción.

Para la cadena hotelera que opera en 18 países del mundo, el Pacífico mexicano es un destino estratégico para la inversión. Sumado a los 10 hoteles de lujo que tienen en playas de México como Cancún, la Riviera Maya y Cozumel, la española inaugurará en diciembre un complejo con 450 habitaciones en Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco. Mientras que en Cartagena de Indias, el solar frente al mar Caribe podría ofrecer 200 apartamentos y 200 habitaciones de hotel de cinco estrellas, proyecto que aún se está negociando.

En el último año, América Latina ha significado alrededor de un 10% de la facturación global de la empresa (unos 110 millones de euros). “Los mercados en Latinoamérica están disparándose y generando buenas ganancias. Prácticamente todo el desarrollo que hemos realizado en América Latina es en propiedad y eso nos ha permitido crecer bastante rápido”, detalló Fluxá durante su intervención en el VI Ciclo de Conferencias Esade-Deloitte La empresa familiar como pilar de la economía.

Además de reforzar su presencia en Latinoamérica, la cadena especializada hasta ahora en resorts vacacionales de gama media-alta, prevé gestionar hoteles urbanos en ubicación prime en ciudades de Europa, Oriente Medio y Estados Unidos. Así como apostar en innovación, tecnología y realizar alianzas estratégicas con inversores institucionales.

En los últimos tres años, el Grupo familiar Iberostar, uno de los más viejos de España (se fundó en 1877), ha aumentado su facturación: desde 977 millones en 2010, pasando por 1.065 millones en 2011, hasta 1.116 millones de euros en el último año. La empresa cuenta con 100 hoteles en 18 países en todo el mundo (EEUU, Europa, África y América Latina), además tiene una planilla laboral de 21 mil empleados y en 2012 alcanzó unos 2,5 millones de clientes.

 

La clave es diversificar

La vicepresidenta del Grupo Iberostar, aseguró que la clave del éxito de la compañía ha sido diversificar su mercado. La estrategia se ve reflejada en los resultados del 2012, pues el 17% de la facturación global (unos 189 millones de euros) proviene de los turistas alemanes, 16% de los estadounidenses (178 millones) y 14% de canadienses (156 millones). En contraste, la cuota del mercado español únicamente significó un 5% de la facturación total de la empresa (55 millones).

“Llevamos ya 20 años diversificando geográficamente nuestro mercado. Actualmente el 65% de nuestras camas están en Europa, Oriente Medio y África y el 35% están en América (México, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Cuba y otros destinos). Además tenemos una diversificación de clientes y es que los clientes de procedencia europea representan el 53% de nuestros ingresos y los clientes americanos el 47%”, explicó Sabina Fluxá quien conforma la cuarta generación de la empresa familiar.

En su perspectiva de los siguientes meses, el Grupo Iberostar planea nuevas cuentas en Rusia y los mercados escandinavos, donde hasta ahora la compañía no ha tenido presencia. “También estamos viendo que chilenos, argentinos y brasileños se mueven a diferentes destinos”, declaró Fluxá en la conferencia en Madrid.

 

España pierde en servicios y atención al cliente

El sector hotelero español está en un “riesgo claro” por el desposicionamiento frente a otros destinos como Turquía y Túnez, que se recuperan a tasas elevadas en este sector. Así lo dijo la vicepresidenta del Grupo Iberostar, Sabina Fluxá, quien sugirió que el turismo en España debe trabajar en mejorar la atención al cliente y los servicios.

“Es verdad que España, en los últimos años, se ha ido desposicionando frente a otros destinos emergentes que han ido apareciendo en la cuenca del Mediterráneo, como puede ser Turquía y Túnez, con estos destinos que ofrecen sol y playa con una mano de obra muy atenta y muy servicial como lo teníamos en España hace algunos años, que también se ha ido perdiendo un poco”, confirmó la empresaria.

Según cifras del Instituto de Estudios Turísticos, el mercado de Túnez se ha recuperado en los últimos meses con cifras elevadas de hasta 700% en llegadas de turistas no residentes. Mientras que Turquía también ha presentado cifras alentadoras. En este sentido, España ha tenido pérdidas de hasta 2,6% a inicio de año, sin embargo se espera una recuperación a partir de mayo con las vacaciones.

Normas