Por una sobrevaloración del traspaso de activos al 'banco malo' y las preferentes

Unicaja pide más ayudas públicas para absorber Ceiss

El primer acuerdo de integración de ambas entidades se firmó en abril de 2011

Ceiss, que ha recibido una inyección de 604 millones, reducirá en 1.500 personas su plantilla

El presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel.
El presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel. EFE

Nuevo escollo en la fusión de Unicaja y Ceiss, el banco creado por Caja España-Duero. Según han confirmado hoy a Efe fuentes del sector, Unicaja quiere blindar de este modo la adquisición del banco Ceiss, con el que la caja malagueña llegó a un primer acuerdo de integración desde el 14 de abril de 2011.

Las mismas fuentes han explicado que en las negociaciones para la adquisición de Ceiss, Unicaja pidió al FROB un muestreo de los activos que el grupo castellanoleonés había traspasado al “banco malo”, Sareb, por valor de 3.137,37 millones de euros.

En ese muestreo figuraría una estimación de sobrevaloraciones de activos que durante 36 meses el “banco malo” puede exigir que sean compensadas porque así se estableció en las condiciones del traspaso de activos de las entidades financieras a Sareb.

Unicaja declinó hacer comentarios al respecto pero las fuentes consultadas han asegurado que la entidad se basa en esa estimación para pedir ayudas con las que afrontar reclamaciones de fondos por parte de Sareb.

Según publica hoy El País, Medel pide 400 millones, 300 millones para blindarse ante las posibles sobrevaloraciones de los activos tóxicos de CEISS y unos 100 millones para compensar a clientes que adquirieron participaciones preferentes o deuda subordinada.

El plazo para que Unicaja adquiera CEISS culmina el 30 de abril y, de no llegar a un acuerdo, el grupo castellanoleonés será nacionalizado, con lo que previsiblemente acabaría siendo subastado al mejor postor.

Mientras, el presidente del Banco Ceiss, Evaristo del Canto, ha convocado un consejo de administración para el próximo jueves, que se celebrará en Madrid como es habitual, y, aunque en el orden del día no figura este asunto, fuentes de la entidad no descartan que pueda tratarse en el turno de ruegos y preguntas, al ser un consejo ordinario, según han dicho a Efe fuentes de la entidad.

El primer acuerdo de integración entre Ceiss y Unicaja se firmó en abril del 2011 y el segundo el 31 de marzo de 2012.

El 21 de diciembre de 2012, ambas entidades decidieron dejar el acuerdo sin efecto después de que Bruselas aprobara el plan de reestructuración y recapitalización de Ceiss, que se traducía en una inyección del Estado de 604 millones.

Además, según ese plan, el grupo debe reducir su balance un 30%, prescindir de 1.500 empleados -tiene 4.700- y cerrar 265 oficinas, dos asuntos que la dirección de Ceiss y los sindicatos negocian en estos momentos.

 

Normas
Entra en El País para participar