Ambas partes esperan cerrar la operación este viernes

El FROB negocia con Sabadell inyectar más capital público en Banco Gallego

El FROB considera la oferta del banco que preside Oliu la más atractiva

Sabadell reclama una nueva recapitalización de unos 200 millones

Fachada de Banco Gallego
Fachada de Banco Gallego

No hay dos sin tres. La subasta de Banco Gallego podía considerarse atípica, ya que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) anunció el miércoles el posible comprador, Banco Sabadell, antes de que se cerrara las negociaciones entre ambas partes. Pero la subasta de CAM en diciembre de 2011 también tuvo su pundo anecdótico o atípico. Solo hubo una oferta la de Sabadell.

El caso de Catalunya Banc fue más dramático. La subasta quedo desierta.

De momento, el FROB mantiene aún negociaciones con el banco que preside Josep Oliu para cerrar la operación de compra por un euro hoy mismo. El escollo, que está a punto de resolverse, es que el FROB inyecte capital adicional en Banco Gallego como pide Sabadell.

El organismo que dirige Antonio Carrascosa ya inyectó en Gallego 80 millones de euros, pero Sabadell reclama al FROB alrededor de 200 millones más con el fin de cubrir el riesgo inmobiliario no traspasado a Sareb y un eventual deterioro de la cartera de pymes que ha detectado el banco catalán para los próximos dos o tres años.

Banco Sabadell asumirá otros 200 millones de euros de desfase patrimonial de la entidad gallega, que cubrirá con el canje de los 192 millones que tiene Banco Gallego en participaciones preferentes. El objetivo es que el core capital o capital principal de la firma gallega no descienda del 10% si aparecen estas previsibles pérdidas futuras por morosidad. La subasta de Banco Gallego no incluye, como ya ocurrió con Catalunya Banc, un esquema de protección de activos (EPA). La operación sí aportará a Sabadell un crédito fiscal de 200 millones. Banco Gallego perdió 386 millones de euros el pasado año. Mientras, los sindicatos quieren reunirse ya con Sabadell para conocer los planes de reestructuración que pondrá en marcha el banco, que es el que correrá con el coste.

Normas
Entra en El País para participar