La firma compró a Fernando Roig un 2,3% de la sociedad por algo más de 72 millones en 2012

El consejo de Mercadona valora la empresa en 3.100 millones

Juan Roig, presidente de Mercadona.
Juan Roig, presidente de Mercadona.

23.853 euros. Es el precio de una acción de la cadena de supermercados Mercadona. Así se ha valorado la compañía para comprar a Fernando Roig un 2,3% del capital. Cinco Días ha conseguido acceder a uno de los secretos mejor guardados del panorama empresarial español. Ese es el coste de adquisición que la empresa dirigida por Juan Roig ha otorgado en su balance a las acciones que el gigante español de la distribución alimentaria ha dado a cada una de las 6.495 acciones que atesora en forma de autocartera. Con esa valoración, consensuada por el consejo de administración de la sociedad, se cerró la operación de compra de un 2,3% del capital que vendió el consejero y hermano del presidente de la entidad, Fernando Roig, a la empresa a mediados del pasado año.

De acuerdo con fuentes directas de la compañía, en esa compraventa en la que se adquirieron un total de 3.025 acciones, salieron de la caja de la compañía algo más de 72 millones de euros. En base a ese intercambio de acciones el consejo estaría valorando la empresa en un total de 3.100 millones de euros, un precio que parece razonable pensar que obedece solo a razones de política internas de la empresa ya que el real de mercado en caso de venta a un tercero, sería indudablemente mucho mayor

Es decir, la compañía limita en esa operación a pagar a Fernando Roig por sus acciones el valor que marcan únicamente los fondos propios de la sociedad (situados en 3.017 millones de euros), ya que no tiene deuda financiera ni a corto ni a largo plazo y el único endeudamiento apreciable que soporta son los 2.179 millones que adeuda a sus proveedores. Pero es la primera aproximación real a lo que se podría considerar una valoración de la compañía.

Después de la operación de compra la autocartera de la cadena de supermercados se sitúa en el 5,21% del capital.

No es esta salida de caja la única que la empresa tuvo el pasado año para entregar a Fernando Roig. Las mismas fuentes han informado a Cinco Días que en mayo de 2012 el consejo aprobó la entrega a este consejero de un crédito de 250 millones de euros. La contrapartida es la pignoración en favor de la empresa del 9% de sus acciones. La valoración de este porcentaje del capital también se ha realizado en función de los recursos propios de la cadena. 

Ambas operaciones se inscriben en el contexto del descenso, la temporada pasada, a la segunda división del club de fútbol Villareal, del que Fernando Roig es presidente y máximo accionista y que se comprometió a sanear aportando su propio patrimonio.

El crédito tiene un plazo de cinco años con un tipo de interés de mercado. Con la peculiaridad de que las garantías se van liberando a medida que se vaya devolviendo año a año, principal e intereses.

Los mismos medios aseguran que el consejo de administración ha decidido utilizar esta valoración de la empresa solo para este caso. “El dinero para ambas operaciones sale de la caja de la compañía y las acciones que se adquieren se depositarán en autocartera”, explican. Por ello, con el acuerdo de todo el consejo de administración, el contravalor de las acciones es ese y no el que teóricamente podrían tener en el mercado real los títulos de la compañía.

El mismo consenso fue necesario para que ninguno de los restantes accionistas de Mercadona ejerciera su derecho de compra preferente, contemplado en los estatutos de la sociedad, para hacerse con parte del paquete puesto en venta por Fernando Roig. Debido a que nadie optó a la compra fue la empresa la que adquirió finalmente las acciones.

La financiación a los accionistas no acabó con estas dos operaciones. La compañía marcó el año pasado un récord absoluto de retribución al capital. La empresa que en 2012 ganó 508 millones, elevó su pay out a una cifra récord. En total, y con cargo a reservas en su integridad. distribuyó 90 millones de euros entre sus accionistas. Es decir pagó a cada de sus acciones un dividendo de 685,9 euros.

Ocho millones para el consejo el año pasado

El consejo de administración de Mercadona percibió en concepto de honorarios el año pasado un total de ocho millones de euros, que se repartieron entre sus 10 miembros. En 2011 percibieron seis millones. En paralelo la retribución global al equipo directivo, formado por un total de 40 personas, fue de 18 millones. En lo que se refiere a su red de inmuebles, Mercadona reconoce que tiene compromisos de compra de locales y terrenos que ascendían a 31 de diciembre de 2012 a 300 millones de euros. Estos compromisos se harán efectivos a corto plazo por un total de 45 millones de euros, mientras que el resto tiene un vencimiento de entre 2 y 5 años. La empresa reconoce, además, que ha iniciado la evaluación de la oportunidad de acogerse a una actualización de balances. y detalla que el año pasado todos sus pagos a proveedores comerciales, que ascendieron a 13.938 millones se hizo dentro de los plazos legales establecidos. Una de las peculiaridades de su capital es que la compañía tiene repartido su accionariado en un total de 131.200 acciones, pero no son todas iguales. Hay cuatro series, tres de ellas con el mismo nominal 127,63 euros y una cuarta con 114,92 euros. Sin embargo, todas ellas gozan de los mismos derechos políticos y económicos.

Normas