Dish Network acelera la carrera de compras con la opa sobre Sprint

Las fusiones en las ‘telecos’ de EE UU superan los 50.000 millones en un año

La compra de espectro, en el centro de muchas operaciones

Una mujer utiliza su móvil frente a una tienda de Sprint en Nueva York.
Una mujer utiliza su móvil frente a una tienda de Sprint en Nueva York. REUTERS

La fiebre de operaciones corporativas en el sector de las telecomunicaciones de EE UU se mantiene. Y con unas dimensiones millonarias. En el último año, las fusiones, adquisiciones y compras de espectro han movido más de 50.000 millones de dólares (casi 38.000 millones de euros).

El último gran movimiento ha sido el protagonizado por la compañía de televisión vía satélite Dish Network, que este lunes anunció una OPA sobre Sprint, tercer operador de móviles, de 25.000 millones de dólares. Con este movimiento, Dish venía a retar a la japonesa Softbank, que en octubre pasado llegó a un acuerdo para adquirir un 70% del capital de Sprint por cerca de 20.100 millones.

Además, los movimientos corporativos están involucrando a todas las grandes operadoras. Así, por ejemplo, T-Mobile USA, filial de Deutsche Telekom, está en proceso de fusión con MetroPCS para consolidar su posición como cuarto operador. AT&T, que hace dos años trató de adquirir la citada T-Mobile USA, ha comprado espectro a grupos como Comcast, NextWave y Horizon, además de cerrar la compra de Alltel. A su vez, Verizon cerró operaciones de venta o intercambio de frecuencias con operadoras como T-Mobile USA y AT&T. También ha habido operaciones millonarias que no se cerraron como el intento de Dish Network de comprar Clearwire por más de 5.000 millones, a principios de este año.

Las cifras podrían dispararse si finalmente Vodafone vende su 45% de Verizon Wireless a Verizon. En el mercado se habla de un precio por esta participación cercano a 50.000 millones de dólares. Esta operación ha desatado todo tipo de rumores en los mercados financieros, llegándose incluso a especular con un posible acuerdo entre Verizon y AT&T para lanzar una OPA sobre Vodafone.

Jaime Rodríguez-Ramos, socio del área de Telecomunicaciones de la consultora Roland Berger, cree que el proceso se está acelerando. “Da la impresión de que los grupos grandes van a ganar con una oferta completa y nadie se quiere quedar fuera de la fiesta”, explica el experto.

El responsable de Roland Berger explica que estas operaciones están consolidando grupos cada vez más fuertes. En su opinión, las operadoras están ganando “escala y masa crítica para poder invertir en infraestructuras, marketing y contenidos, además de mejorar su oferta para el cliente”. Rodríguez-Ramos señala también que las empresas buscan mejorar su cobertura nacional en un país muy extenso y con muchos submercados.

En este sentido, muchas de las operaciones estadounidenses, encabezadas por AT&T y Verizon, se han centrado en la obtención de nuevas frecuencias del espectro para reforzar sus servicios móviles, especialmente en el ámbito del 4G, con tecnología LTE. Estos servicios están ocupando ya una posición central en la oferta comercial de las operadoras.

La opción salida de Softbank

En los mercados ya se está comentando cuál puede ser el próximo movimiento de Softbank tras la OPA de Dish sobre Sprint. Diversos medios han apuntado que el grupo mejorará su oferta para consolidarse como un operador global.

Ahora bien, en la prensa estadounidense también se ha apuntado la posibilidad de una retirada. Un adiós, por otra parte, que otorgaría a Softbank un premio de hasta 4.000 millones de dólares si los accionistas de Sprint optan por la oferta de Dish. Softbank recibiría 600 millones en concepto de indemnización si Sprint da marcha atrás al acuerdo firmado. Además, obtendría otros 1.000 millones si convierte en acciones los bonos convertibles de Sprint que tiene en su poder. De hecho, invirtió 3.100 millones en bonos que serían canjeables a 5,25 dólares por título, cuando Dish ofrece siete dólares por cada título.

De igual forma, Softbank se beneficiaría de la devaluación del yen frente al dólar por las coberturas ante movimientos en los tipos de cambio establecidas tras el acuerdo.

Normas