Subastas del Tesoro

España espera captar esta semana hasta 9.500 millones en letras y bonos

El Tesoro español ha logrado ya el 40% de sus necesidades de liquidez para todo el año

España espera captar esta semana entre 7.500 y 9.500 millones de euros en sendas emisiones de deuda, de letras mañana y de bonos y obligaciones el jueves, después de haber conseguido ya cerca del 40 % de sus necesidades de liquidez para todo el año.

El Tesoro Público emite mañana letras a seis y doce meses, una subasta con la que espera colocar entre 4.000 y 5.000 millones de euros; el jueves, la emisión es de bonos con vencimiento en 2016 y 2018 y obligaciones a 2023, con un objetivo que oscila entre 3.500 y 4.500 millones de euros.

Tras la última emisión llevada a cabo por el Tesoro, el pasado 4 de abril, España había captado el 38,6 % de lo previsto para todo el año, 121.300 millones, dentro del programa de financiación regular a medio y largo plazo, según fuentes del Ministerio de Economía.

De este modo, la posición de tesorería, o lo que es lo mismo, el colchón de liquidez con el que cuenta el Estado era, al cierre de febrero, de 43.914 millones, según Ahorro Corporación.

Con los datos de mercado recogidos por Efe, los vencimientos a los que debe hacer frente el Tesoro en lo que resta de año alcanzan los 141.016 millones de euros; de ellos, algo más de 27.000 millones vencen en abril.

El balance de las emisiones de deuda del Tesoro en 2013 es muy positivo, en opinión del consenso de los analistas, que destacan el complejo entorno económico y político creado por la crisis de Chipre, la oposición del Tribunal Constitucional portugués a algunas de las reformas exigidas por Europa y la ingobernabilidad de Italia.

Pese a todo ello, el coste medio de la deuda del Estado durante ese año ha sido del 2,79 %, por debajo del 3,01 % con que se cerró 2012.

Tanto el mercado primario, en el que se colocan los títulos de deuda, como el secundario, en el que se negocia la deuda ya emitida, han permanecido ajenos a Chipre, Portugal o Italia, de modo que España ha encadenado una tras otra emisiones de deuda con rebajas en el interés y la prima de riesgo ha evolucionado de forma sostenida a la baja.

El interés del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo mide el riesgo país, ha llegado a caer por debajo del 4,6 % en tasa diaria, algo que no ocurría desde mediados de noviembre de 2010.

Normas
Entra en El País para participar