BBVA ofrece una bonificación del 2% del dinero traspasado

Llega la guerra a los fondos de inversión

La Caixa, Sabadell, Unicaja y Kutxabank tienen campañas para atraer fondos

El dinero procede del vencimiento de depósitos y pagarés

Sala principal del Palacio de la Bolsa de Madrid.
Sala principal del Palacio de la Bolsa de Madrid. EFE

Los fondos de inversión vuelven a estar de moda. Después de cinco años en caída libre, esta industria confía en que 2013 puede ser el año de la recuperación. El veto a los depósitos de alta remuneración y el buen tono de los mercados bursátiles y de renta fija durante los últimos trimestres está haciendo que poco a poco el dinero vuelva a fluir hacia este tipo de instrumentos de inversión colectiva, y los bancos no quieren dejar pasar la oportunidad.

Claro que no todas las entidades están en la misma posición para poner en marcha campañas con las que captar dinero para fondos de inversiones. Tan solo las más solventes tienen la potencia financiera suficiente para ofrecer jugosas bonificaciones.

BBVA, La CaixaCaixaBank, Sabadell, Unicaja y Kutxabank, cinco de las entidades financieras que han sobrevivido a la crisis sin recibir ayudas públicas, han puesto en marcha agresivas campañas de captación de fondos de inversión, con bonificaciones por traspaso que llegan a abonar un 2%.

 La oferta más potente

Los fondos más deseados

M. M. M.

Gestión pasiva

Los conocidos como fondos de inversión de gestión pasiva son los que más dinero fresco están atrayendo en lo que va de año:_841 millones de euros en el trimestre. Este tipo de fondos replica, a través de derivados, la evolución de índices bursátiles. Kutxabank ha sido la gestora más activa en este ámbito.

Garantizados

Muchos de los clientes que en los últimos años optaban por depósitos bancarios y pagarés, están volviendo ahora los ojos hacia fondos garantizados, la tipología de institución colectiva que más creció en 2011 y 2012, y que en el arranque de este ejercicio sigue en auge: 602 millones de suscripciones netas.

Monetarios

Los fondos monetarios ocupan la tercera posición entre las modalidades con mejor evolución durante el primer trimestre del año. Su perfil, que invierte en renta fija a muy corto plazo, así como en depósitos y pagarés, los ha convertido en un sustituto casi perfecto de los depósitos. En el caso de los conocidos como Fondepósitos, no les afecta el veto a la rentabilidad impuesta por el Banco de España. En tres meses, los fondos monetarios han atraído 459 millones de euros de dinero nuevo. Banca March y Bankinter han sido dos de las gestoras más activas en esta tipología.

Letras europeas

Los fondos que invierten en renta fija europea a corto plazo, como las Letras del Tesoro, también han tenido un excelente comportamiento durante el primer trimestre, con suscripciones netas por importe de 333 millones de euros. La volatilidad de este tipo de activos ha permitido conseguir muchas liquidez y oportunidades de inversión.

La campaña más agresiva dentro de esta batalla por el control de los fondos de inversión la ha iniciado BBVA. El primer grupo financiero español en relación al volumen de fondos gestionados quiere (con más de 19.000 millones de euros y una cuota de mercado que roza el 15%) puso en marcha a comienzos de mes una campaña para recompensar los traspasos de nuevos importes con un 2%, bruto, del importe traspasado.

Esta oferta de BBVA afecta a 13 fondos de inversión de distinto perfil –renta variable, garantizados, fondos mixtos y fondos de fondos– . El inversor puede optar entre reinvertir la bonificación en el fondo o recibirlo en una cuenta.

A cambio de la gratificación, el cliente debe comprometerse a mantener su inversión al menos 12 meses. El importe mínimo a traspasar es de 600 euros, aunque en algunos casos llega a 30.000 euros.

Así, si una persona solicita el traspaso de 75.000 euros desde otra entidad al fondo BBVA Multiactivo Moderado (un fondo de fondos afecto a la promoción), el cliente recibiría una bonificación bruta de 1.500 euros (1.185 euros tras la retención del IRPF).

La Caixa también ofrece el 2% por el traspaso de fondos, aunque con una peculiaridad: el abono se realiza con cuatro pagos anuales del 0,5%.

La llegada de dinero nuevo a los fondos de inversión también se debe a mucha liquidez que acabó en pagarés emitidos por entidades financieras a finales de 2011 y principios de 2012, y que ahora llegan a su vencimiento. Se calcula que por esta vía se pueden liberar 30.000 millones de euros.
“El límite a las rentabilidades de los depósitos hace que sea más complicado encontrar rentabilidad con poco riesgo”, explica Sophie del Campo, máxima responsable en España de Natixis Global Asset Management, una de las mayores gestoras del mundo. “Cuando estos productos venzan, los inversores buscarán otros activos que puedan cumplir con sus objetivos de rentabilidad y están encontrando esas oportunidades en los fondos de inversión”.

Otra de las entidades que ofrece bonificaciones por el traspaso de fondos de inversión es Kutxabank –producto de la integración de BBK, Kutxa, Caja Vital y Cajasur–. Su gestora, que disputa la cuarta posición del ranking con grupos mucho mayores, como Bankia o Popular Allianz, compensa los nuevos traspasos a varios de sus fondos con bonificaciones que van del 1% al 1,5% bruto del importe traspasado, con cierto compromiso de mantenimiento.

Banco Sabadell ofrece de forma genérica el 1,5% de gratificación para todos los traspasos de fondos de inversión provenientes de gestoras externas. En este caso, la entidad catalana exige un importe mínimo a transferir de 6.000 euros. El abono de la bonificación se hará en un 50% el 31 de enero de 2014 y el resto el 31 de enero de 2015.

También Unicaja tiene cuatro fondos de inversión en los que ofrece un gancho por importe del 1% bruto del importe traspasado. En este caso afecta a fondos garantizados, la tipología de institución de inversión colectiva más solicitada durante los últimos años.

El empuje en la comercialización de fondos ya se dejó sentir durante el primer trimestre, cuando se registraron suscripciones netas en este tipo de activos por un importe de 3.800 millones de euros, una cifra que no alcanzaba desde el primer trimestre de 2006. En el sector confían en que 2013 sea, al fin, el año de la recuperación.

Normas