En los primeros meses de 2013

La CNMV detecta un trasvase de depósitos a fondos

El supervisor dice que aún así la situación de los fondos sigue siendo "compleja"

Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) observa un “cierto” trasvase de depósitos bancarios a fondos de inversión en los primeros meses de 2013, lo que permitiría revertir la tendencia descendente en el patrimonio de los fondos.

En su Boletín Trimestral, el supervisor avisa de que pese a estas nuevas suscripciones netas, las perspectivas de los fondos continúan siendo “complejas” debido a la “limitada” capacidad de ahorro de las familias.

A principios de este año, el Banco de España trasmitió a la banca la recomendación de limitar el interés de los depósitos a un año, con el fin de salvaguardar sus balances.

En concreto, el patrimonio de los fondos de inversión continúo en 2012 su tendencia descendente con una caída del 6,3%, hasta los 124 millones de euros, lo que los situó en niveles no observados desde la segunda mitad de la década de los noventa.

El número de partícipes se situó en 4.410.000, 424.000 menos que el ejercicio anterior, y el número de fondos sufrió un descenso de 125, hasta los 2.185.

Por otra parte, la CNMV ha puesto en valor las condiciones de solvencia del conjunto de las empresas de servicios de inversión (ESI) españolas, al considerar que estas continuaron siendo “holgadas” en 2012 pese a la crisis.

Según se recoge en el Boletín trimestral de la CNMV, entre 2011 y 2012 los márgenes de solvencia agregados de los distintos tipos de ESI descendieron ligeramente. A cierre del pasado año, el exceso de recursos propios sobre los recursos exigidos de las sociedades de valores era 3,3 veces (3,5 en 2011), el de las agencias de valores era 1,6 veces (1,9 en 2011) y en las sociedades gestoras de cartera era 0,8 veces (1,1 en 2011).

El descenso del volumen de negocio ha afectado a los ingresos relacionados con las líneas tradicionales de ingresos, como son la contratación o la colocación de emisiones, que se encuentran en mínimos históricos. En línea con esta tendencia, el beneficio agregado antes de impuestos descendió un 78%, hasta 50,3 millones de euros.

 

Normas
Entra en El País para participar