Pagos de tarjetas extracomunitarias en Europa

Bruselas investiga a Mastercard por el cobro de comisiones ilegales

La Comisión también mantiene abierta un proceso contra Visa

Europa tiene previsto aprobar un reglamento sobre comisiones interbancarias

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.
El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.

La Comisión Europea ha lanzado este martes una investigación formal contra Mastercard por sospechar que ciertas comisiones interbancarias que aplica en el pago con tarjeta restringen la competencia, lo que vulnera las normas de la Unión Europea y provocan un aumento global de costes en perjuicio de los consumidores.

De confirmarse estas sospechas, Bruselas podría prohibir estas comisiones e incluso imponer a Mastercard una fuerte multa. De hecho, el Ejecutivo comunitario ya prohibió en 2007 algunas tasas interbancarias de Mastercard y en la actualidad examina las prácticas de su rival Visa.

El 40% de los pagos de las empresas y consumidores europeos se realizan con tarjetas y Bruselas considera “fundamental” impedir cualquier distorsión de competencia en este mercado. La apertura de la investigación no prejuzga las conclusiones del procedimiento, según ha destacado la Comisión.

Las pesquisas del Ejecutivo comunitario se centrarán en particular en las comisiones por los pagos efectuados por titulares de tarjetas de países de fuera de la UE: por ejemplo, cuando un turista estadounidense utiliza su tarjeta Mastercard para realizar una compra en un comercio establecido en Europa. Las comisiones por pagos intraeuropeos ya fueron prohibidas por Bruselas en 2007.

El Ejecutivo comunitario está también preocupado por las restricciones que aplica MasterCard a la adquisición transfronteriza de su sistema, y que impiden a un comerciante beneficiarse de las mejores condiciones ofrecidas por bancos establecidos en otro lugar del mercado interior.

Finalmente, Bruselas cuestiona que sea legal que Mastercard obligue a las tiendas a aceptar todos los tipos de tarjetas Mastercard. 

“Estas comisiones y prácticas podrían restringir la competencia”, ha dicho el Ejecutivo comunitario en un comunicado. “Las comisiones interbancarias se repercuten generalmente sobre los comerciantes, lo que supone para ellos una subida global de los costes. Este comportamiento podría frenar los intercambios transfronterizos y perjudicar a los consumidores de la UE”, ha agregado.

Además de esta investigación, Bruselas tiene previsto proponer antes de verano un reglamento sobre las comisiones interbancarias ligadas a los pagos con tarjeta cuyo objetivo será garantizar la seguridad jurídica y la existencia de reglas de juego equitativas para todos los proveedores en el conjunto de la UE.

Normas