Desinversión

ACS vende una filial de Leighton por 500 millones

Traspasa el 70% del área de infraestructuras de telecomunicaciones a Ontario Teachers

La filial australiana seguirá en el negocio con distintas empresas

Leighton, constructora australiana controlada por ACS a través de Hochtief, ha sellado el acuerdo para vender el 70% de su filial de construcción de infraestructuras de telecomunicaciones al fondo de inversión de Ontario Teachers, fondo de pensiones en el que depositan sus ahorros los profesores de Ontario (Canadá). La operación valora la compañía, en la que se engloban las filiales Nextgen Networks, Metronode e Infoplex, en 885 millones de dólares australianos (unos 719 millones de euros), y al citado 70% en 619 millones de dólares australianos (500 millones de euros).

La división de construcción de infraestructuras de telecomunicaciones figuraba en la lista de activos disponibles para la venta de Leighton a lo largo de 2013. Según ha argumentado la compañía, se trata de hacer caja con negocios no estratégicos para invertir en otras actividades.

Al mismo tiempo, el brazo de ACS en Australia ha sellado un acuerdo con el mismo fondo de pensiones en virtud del que ambas crean una sociedad conjunta, por un mínimo de tres años, para canalizar la titularidad y la gestión de la compañía.

Leighton argumentó en un comunicado oficial que el fondo canadiense es un “cualificado inversor” que proporcionará solidez financiera a su filial, para aprovechar así su potencial de crecimiento.

La operación, tras la que Leighton mantendrá el 30%, debería cerrarse a mediados de este ejercicio. La empresa seguirá explotando referencias relacionadas con las telecos como Visionstream, enfocada al despliegue de fibra óptica; Silcar, compartida con Siemens para la telefonía fija, y la ingeniería John Holland Communications.