La CMT está a la espera de que sea asumido por los virtuales

Las grandes 'telecos' adoptan un código de buenas prácticas en la portabilidad móvil

En enero hubo más de 633.000 cambios

Sede de la CMT en Barcelona.
Sede de la CMT en Barcelona.

Movimiento de relevancia en las relaciones entre compañías de telefonía móvil en el actual escenario de guerra de tarifas. Telefónica, Orange, Vodafone y Yoigo han acordado la adopción de un código de buenas prácticas en materia de portabilidad móvil, según señala la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) en una resolución referente a la transcanalidad en el cambio de operador.

El regulador indica que, a través del código, se armonizarán las prácticas relativas a la recuperación de clientes así como la tramitación de las peticiones de cancelación de la portabilidad móvil por parte de los operadores móviles.

La CMT, no obstante, indica que “está a la espera de que dicho código sea también asumido por los operadores móviles virtuales (OMV).

La autoridad reguladora añade que el código, además de establecer la plena transcanalidad en el sentido que indica la regulación actual, las compañías pretenden normalizar las prácticas de recuperación de clientes, los requisitos necesarios para tramitar la cancelación de las solicitudes de portabilidad, la gestión de las llamadas de los operadores donantes así como otras cuestiones comerciales como el horario de atención al usuario.

La CMT ha advertido de que si tuviera conocimiento de que finalmente no ha existido un acuerdo entre todos los operadores sobre el citado código o que no se procede a su cumplimiento una vez aceptado por éstos, se procederá automáticamente a abrir de oficio el oportuno procedimiento para regular la transcanalidad.

La portabilidad tiene una gran relevancia dado el actual escenario de guerra tarifaria que se vive en el sector. En enero, sin ir más lejos, se portaron 633.616 números móviles, lo que supone un aumento del 17,4% frente al volumen de enero de 2012.

La resolución publicada por la CMT tiene su origen en diversos escritos presentados por las operadoras para la implantación de la transcanalidad. Por ejemplo, en junio de 2012, Telefónica presentó un escrito ante el regulador en el que manifestaba que Orange tenía previsto implantar una práctica de acuerdo con la cual para que un cliente pueda cancelar una portabilidad en uno de sus puntos de venta debía acudir al mismo punto donde solicitó la portabilidad.

En este caso, Movistar alegaba que en el nuevo contexto de la portabilidad, en el que se elimina la posibilidad de tramitar la cancelación de una solicitud por el operador donante y el plazo para la portabilidad se reduce a un día, resultaba crítico garantizar que la actuación del operador receptor, ante una solicitud de cancelación de la portabilidad, fuera eficaz.

Finalmente, la CMT ha decidido archivar este proceso, si bien con la salvaguarda del código de buenas prácticas acordado por las operadoras.

Normas
Entra en El País para participar