Nuevo consejero delegado en Iberia

Luis Gallego, un experto en el mercado 'low cost' para dirigir Iberia

El nuevo ejecutivo de Iberia fue director de Producción de Vueling

Formó parte del equipo fundacional de Clickair

Luis Gallego, nuevo consejero delegado de Iberia
Luis Gallego, nuevo consejero delegado de Iberia

Luis Gallego apenas se ha movido fuera de la órbita de Iberia durante los últimos 17 años. El último cargo desempeñado ha sido el de consejero delegado de Iberia Express, al que accedió desde un puesto clave en la participada Vueling: el de director de Producción. Pero su experiencia como primer espada en el sector aéreo se remonta más atrás. El nuevo consejero delegado de Iberia formó parte del equipo fundacional de Clickair. Previamente, desde 1997, había desempeñado distintas responsabilidades en Air Nostrum, donde fue director técnico del taller de mantenimiento.

Antes de recalara en Express, sus funciones en Vueling iban desde la responsabilidad sobre operaciones de vuelo, instrucción, calidad y seguridad, hasta el mantenimiento y operaciones de tierra. Quienes le conocen hablan de dos obsesiones que traslada a la gestión: puntualidad y control de costes.

Luis Gallego tiene 44 años, es Ingeniero Superior Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid y PDD por el IESE. Madrileño, casado y con dos hijos, su carrera profesional comenzó en el Servicio de Formación de Cuadros de Mando del Ejército del Aire. También trabajó en Aviaco e Indra.

En los últimos meses había recibido todo tipo de reconocimiento público por parte del consejero delegado de IAG, Willie Walsh. En un año de operaciones la low cost Iberia Express ha operado 23.000 vuelos con un margen de puntualidad del 94%. La filial de Express ha transportado a más de 2,8 millones de pasajeros operando 24 rutas y 14 aeronaves.

Gallego sustituye a Rafael Sánchez Lozano en un momento convulso para Iberia. Acomete un ajuste laboral que afecta a 3.141 empleados, el 16% de la plantilla, y se negocian nuevas medidas para mejorar la productividad. Los sindicatos paralizaron la empresa con diez días de huelga entre febrero y marzo. Solo una mediación impuesta por el Ministerio de Fomento, que ha hecho valer el ERE marco vigente en Iberia (72/01), con prejubilaciones en lugar de con despidos forzosos, ha hecho que la aerolínea evitara nuevos paros en Semana Santa.

Se da por descontado que el anterior consejero delegado de Iberia Express llega a Iberia para dar una vuelta de tuerca a los costes y ponerlos en línea con los de Vueling. su nombramiento no llega exento de polémica: la creación de Iberia Express abrió entre 2011 y 2012 un fuerte enfrentamiento entre la dirección de Iberia y sus pilotos. Ahora, estos mismos trabajadores, tienen al jefe de la low cost en casa.

Normas
Entra en El País para participar