Indicadores del INE

Las ventas del comercio minorista: casi tres años en negativo

Bajan un 10,6% en febrero a precios constantes

Eliminado el efecto del calendario, caen un 8%

El empleo se reduce un 2%

Las ventas del comercio minorista: casi tres años en negativo

La subida del IVA aprobada por el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en julio de 2010 marcó el punto de inflexión en las ventas del comercio minorista. Desde entonces, esta actividad empezó a acumular caídas interanuales mes tras mes de forma ininterrumpida hasta registrar dos años y ocho meses de contracción en sus ventas al por menor.

Así lo confirmó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) al dar a conocer el dato del Índice General de Comercio Minorista, que refleja una nueva caída interanual del 10,6% en febrero pasado, lo que representa 32 meses de descensos consecutivos. Esto supone dos puntos más que la caída anual registrada en enero, que se vio algo mitigada por las rebajas de comienzo de año. Asimismo, el dato desestacionalizado que corrige los efectos del calendario, refleja un descenso algo menor en febrero, del 8,8%. Y el dato mensual de febrero respecto a enero también alivió algo el declive de las ventas al aumentar un 0,6%, por segundo mes consecutivo.

Pese a ello, desde septiembre del año pasado el comercio intensificó su ritmo de caídas por la nueva subida delIVA. En dicho mes, las ventas minoristas registraron un record de descensos del 13,6% (11,6% desestacionalizado).

Menos renta, menos consumo

Tras el impacto de esta última subida impositiva, en diciembre, la retirada de la paga extra de Navidad a más de dos millones de empleados públicos y el anuncio de no revalorización de las pensiones, se dejó sentir también en las ventas del comercio, con un retroceso del 10,8% (11,3% desestacionalizado). A esto hay que añadir el descenso de la renta disponible de las familias motivada por la destrucción de empleo y la moderación o rebajas de los sueldos.

Como es habitual, las compras de alimentos fueron las que menos se resintieron, al registrar una caída de ventas del 7% interanual en febrero, frente al retroceso del 12,4% del resto de productos. Y las ventas más afectadas por la crisis fueron las del equipamiento del hogar, que disminuyeron un 12,7%.

Los datos facilitados por el INE reflejan también cierto cambio de patrón en el comportamiento de los consumidores. Aunque todas las vías de distribución presentaron caída de ventas el mes pasado, las grandes cadenas se vieron mucho menos perjudicadas que las pequeñas cadenas y las grandes superficies, pero, sobre todo, que el pequeño comercio unilocalizado, que fue el peor parado.

Así las grandes distribuidoras fueron las preferidas por los ciudadanos para realizar sus compras, ya que fueron las que tuvieron un menor descenso en sus ventas (4%);frente a una bajada del 13% de las tiendas pequeñas, que fueron las que registraron una mayor disminución de la actividad. De hecho, sólo las grandes cadenas crearon empleo en términos interanuales frente a una destrucción de puestos de trabajo del 2% del sector del comercio en general. Con ello encadenó 17 meses consecutivos de recortes interanuales de la ocupación.

Todas las comunidades se vieron afectadas por esta contracción de la actividad, en especial Valencia y Castilla y León (con caídas del 13,7% y 13%, respectivamente); mientras que el peso del turismo en Baleares y Canarias ha hecho que estas dos regiones haya sido donde menos ha retrocedido la actividad comercial (-6,8% Y 7,1%, respectivamente).

 

Normas
Entra en El País para participar