Tecnología

Equipos portátiles de radiografía, de Getafe al mundo

Equipos portátiles de radiografía, de Getafe al mundo

De Getafe a Nueva Orleans en 48 horas. Eso es lo que tardaron los equipos portátiles de rayos X fabricados por Siemens, destinados a realizar radiografías a los desplazados por el huracán Katrina. En ese mismo plazo salieron de esta localidad madrileña modelos similares para la catástrofe tras el terremoto de Haití. Y es que esta planta española, que exporta casi el 100% de su producción, es el referente de este tipo de tecnología para la multinacional alemana.


No muchos habitantes de Getafe sabrán que tras los cristales de la moderna sede de Siemens se esconde una planta de producción de donde salen equipos médicos que son usados en todo el mundo. La fábrica está ligada al municipio desde 1957, cuando la empresa alemana decidió instalarse en España. “Entonces, lo que se fabricaba estaba dirigido al mercado local. Ahora lo que sale de aquí va a todo el mundo”, explica José Enrique Fernández, director de la fábrica. En 2007 se trasladó del centro de Getafe al nuevo parque empresarial La Carpetania.


La filial dedica 2,5 millones de euros a I+D

En los últimos meses, la planta ha recibido una buena noticia, pues producirá para todo el mundo los nuevos equipos portátiles para radiografía, llamados Mobilett Mira. Actualmente fabrican cuatro tipos de soportes portátiles, tanto analógicos como digitales. Estos últimos ya suponen un 45% de los pedidos. Fundamentalmente las compras provienen de Asia, países árabes y Latinoamérica. Solo el 2%, e incluso menos, se queda en España.


Centro de referencia

Para el director general de Siemens Healthcare en España, Luis Cortina, en el cargo desde enero de 2012, el futuro de la tecnología de diagnóstico por imagen pasa por una menor dosis de radiación para los pacientes, “una imagen más clara” para los médicos y “adaptar la tecnología a todos los mercados, tanto de gama alta como baja”. Para el centro de Getafe, los planes pasan por nuevos desarrollos de software: “Queremos ser la planta de referencia del grupo para esta unidad de negocio”.
Respecto al mercado español, reconoce que está en “una fase plana”, ya que apenas existen inversiones en renovación de equipos. “No hay que confundir la inversión con gasto. Lo que no se invierta en tecnología ahora es una pérdida de calidad en el futuro”, asegura.
Además, lamenta el retraso en los pagos de las comunidades autónomas, que ya supera una demora de 270 días. “Y lo preocupante es que en los últimos meses sigue creciendo”.

Estos equipos se montan solo bajo pedido y en tres semanas llegan al lugar de destino, aunque el plazo se reduce a 48 horas en el caso de catástrofes. Este dispositivo portátil se utiliza para pacientes con poca movilidad, en unidades de cuidados intensivos, habitaciones o centros que no requieran sofisticados mecanismos. “En China los llevan a la mina para hacer controles a los mineros”, revela Fernández. El coste de un aparato de este tipo puede ir desde los 25.000 a los 150.000 euros.


“El desarrollo de los equipos se realiza en Getafe”, señala el director de la planta. Desde los años noventa, la filial se ha dedicado en gran parte a la producción de estos modelos portátiles, por lo que ha ido desarrollando una experiencia y evolucionando sus propuestas. Destina alrededor de 2,5 millones de euros a I+D, que contempla el desarrollo del software o del hardware.
La matriz de la unidad de negocio de sistemas de imagen, situada en Erlangen (Alemania), decidió que fuera la fábrica española, entre las seis que tiene en todo el mundo, la que se encargara de estos aparatos, y de ella salen más de mil unidades al año. En este momento tiene alrededor de 15.000 dispositivos en uso a lo largo y ancho del planeta.


La pequeña planta, con una línea de montaje manual, cuenta con 70 empleados, entre los que se incluyen operarios, ingenieros y el personal de administración e innovación. Factura 35 millones de euros (en precios internos, pues no vende directamente a clientes finales sino a filiales de otros países). El 80% de sus ventas proviene de esta actividad, pero dispone de otra línea de negocio, la dedicada a desarrollar sistemas de imagen, bajo la denominación de FluoroSpot Compact, que se integra en otros equipos de diagnóstico. “En 2013 vamos a introducir estos sistemas en arcos de quirófano”, anticipa el director de la planta. “Es un reconocimiento a este producto y esperamos que su utilización se extienda a otras soluciones. Para 2016 queremos duplicar su producción”, adelanta.

Normas