Incluye un mecanismo para evitar masivas órdenes de venta

Liberbank saldrá a Bolsa el 16 de mayo y protegerá la acción

Sacará entre un 25% y un 30% de su capital

Entre el 29 de abril y el 10 de mayo los particulares podrán vender las acciones

La entidad financiera resultado de la alianza de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria ya tiene el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para el canje de preferentes y subordinadas por acciones, el paso previo para su debut el 16 de mayo en Bolsa. Y, en esta ocasión, el proceso se ha diseñado con todas las precauciones para proteger los intereses de los inversores minoristas. Según figura en el folleto aprobado por la CNMV, la operación incluye un mecanismo para evitar que se produzca una avalancha de ventas durante los primeros días de cotización que colapsen el valor. El propio supervisor bursátil advirtió ayer en un comunicado que el hecho de que el valor establecido en el canje de estos productos híbridos sea superior a su precio actual de mercado (Liberbank canjeará las preferentes y subordinadas al 100% de su valor nominal, pero muchas de estas emisiones cotizan muy por debajo) puede provocar un ajuste a la baja.

El mecanismo, denominado sales facility, consiste en abrir un periodo previo al estreno en el parqué, entre el 29 de abril y el 10 de mayo, para facilitar la liquidez. El primer día se publicará el rango de precios indicativo al que se va a proponer la venta, momento en el que los particulares interesados deberán cursar sus órdenes. El día 9 de mayo se fijará el precio definitivo y los minoritarios tendrán hasta las 15:00 del día siguiente para ratificar estas. Solo podrán adherirse el 50% de las acciones suscritas por cada beneficiario en la oferta de recompra, con un máximo de un millón de acciones.

En total se canjearán 866 millones de euros en preferentes y deuda subordinada, de los que 549 millones están en manos de inversores particulares. Liberbank ha ofrecido el 100% de lo invertido, aunque algunas de estas emisiones cotizan al 60% de su valor nominal, en el canje de estos productos híbridos por acciones y bonos convertibles contingentes (cocos). Además, y también para intentar dar una estabilidad al valor, promete una rentabilidad anual del 6% adicional a aquellos inversores que mantengan las acciones durante dos años.

Para los inversores institucionales, el periodo de suscripción se abre el 18 de abril y finaliza el 10 de mayo. Entre el 13 y el 14 de mayo estos deberán confirmar sus mandatos.

Plan de reestructuración

Este canje es uno de los puntos del plan de reestructuración impuesto por Bruselas a la entidad financiera, que tuvo que recibir ayudas tras detectarse un déficit de capital de 1.198 millones de euros en los últimos test de estrés realizados por Oliver Wyman, además de la venta de participadas o la transmisión de los activos inmobiliarios tóxicos a Sareb.

Para su recapitalización, además, la entidad ha recibido la inyección de 124 millones de euros en bonos convertibles contingentes a un plazo de dos años. La entidad, de hecho, no podrá repartir dividendos hasta que no haya recomprado los cocos, salvo autorización expresa de la Comisión Europea.

A Sareb, Liberbank ha traspasado activos por valor de 2.918 millones.

En cuanto a la venta de activos o negocios, la entidad ha superado con creces los objetivos marcados en su plan de recapitalización al obtener entre el pasado ejercicio y el actual 285 millones de euros frente a los 249 previstos. Las operaciones más relevantes han sido la venta de su gestora a Banco Madrid o de su participada EDP. También ha vendido una cartera de créditos fallidos al fondo Cerberus.

 

Pierde 1.622 millones por saneamientos del ladrillo

La entidad financiera registró entre enero y septiembre del pasado ejercicio unas pérdidas de 1.622 millones de euros frente a las ganancias de 214 millones de euros obtenidos durante el mismo periodo de 2011. Unos números rojos consecuencia de los fuertes saneamientos llevados a cabo para cubrir los riesgos inmobiliarios. Liberbank destinó 1.320 millones de euros a las provisiones derivadas de los dos reales decretos aprobados por el gobierno, mientras que otros 142 millones de euros correspondieron a saneamientos por el traspaso de sus activos inmobiliarios tóxicos a Sareb. Según explica el banco en el folleto remitido a la CNMV, otros 67,8 millones de euros se dedicaron a saneamientos de su cartera de renta variable disponible para la venta: FCC, Espirito Santo y San José.

La tasa de morosidad se elevaba a finales del pasado mes de septiembre al 19,74% frente al 14,13% del mismo mes de 2011. Si se excluye el Esquema de Protección de Activos (EPA) procedente de Banco Castilla La Mancha, el porcentaje de créditos impagados se reduce hasta el 10,44%.

La ratio de cobertura, no obstante, aumentó en este periodo desde el 50,15% hasta el 60,22%.

En septiembre de 2012, Liberbank gestionaba un volumen de créditos de 32.465 millones de euros. Una cifra que la entidad deberá reducir hasta los 26.100 millones a finales de 2014 y hasta los 25.300 millones en 2016 para cumplir con las exigencias de Bruselas.

El tamaño del balance de la entidad ascendía a 48.400 millones de euros. Este no podrá superar los 42.700 millones de euros el próximo ejercicio y los 39.400 millones a finales de 2016.

Normas
Entra en El País para participar