El proyecto de crear un holding público puede chocar con Bruselas

Guindos acelera un plan para intentar devolver las ayudas de la banca

El proyecto de agrupar la banca nacionalizada en un holding público debe ser aprobado por Bruselas

Novagalicia quedaría fuera de un posible acuerdo de colaboración entre Bankia y Catalunya Banc

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. EFE

El rotundo fracaso que ha supuesto para Economía el segundo intento de subastar Catalunya Banc ha puesto en alerta al Gobierno, que ahora se ha lanzado a diseñar un plan para que la banca nacionalizada pueda devolver las ayudas. El ministro de Economía, Luis de Guindos, pretende anunciar en las próximas semanas un acuerdo para encajar bajo un paraguas común la banca nacionalizada. En la agenda del ministro está, si puede, avanzar algunos puntos del plan el próximo 12 de marzo en el Congreso. El escollo es que sus pretensiones deben pasar por el filtro de Bruselas.

El objetivo más urgente es hacer rentable la firma catalana, cuyos directivos, según todas las fuentes consultadas, nunca han planteado un plan para gestionar a largo plazo la entidad, ya que su objetivo y el del Banco de España siempre ha sido el de su venta a corto plazo.

Catalunya Banc perdió el pasado año entre 11.000 millones y 12.000 millones y este año seguirá en números rojos. Esta firma ha recibido ayudas por 12.050 millones de euros.

El presidente de la entidad catalana, Adolf Todó, de hecho, ha esquivado la reestructuración de la entidad impuesta por Bruselas con la esperanza de que fuera el posible comprador el que pusiera en marcha el ajuste. Ahora, sin embargo, Catalunya Banc debe iniciar las negociaciones con los sindicatos para cerrar unas 300 oficinas y prescindir de 2.000 a 3.000 empleados.

Ayer Todó mantuvo una videoconferencia con los directivos de la entidad en la que les comunicó lo expuesto por el FROB y las exigencias de Bruselas. Además, les comunicó que la opción mejor para Catalunya Banc era la subasta y pasar así a ser una entidad privada.

En paralelo al proceso de ajuste de Catalunya Banc, Economía baraja varias alternativas para la entidad catalana y para que todas las nacionalizadas devuelvan las ayudas recibidas, y no solo Bankia (si es que lo consigue finalmente). La que cuenta con más defensores es la de crear un holding a través de BFA, la matriz de Bankia. De esta sociedad colgaría Catalunya Banc, además de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri. El banquero vasco, de hecho, sería el gestor de este holding, pese a que a él no le hace mucha ilusión, entre otras cosas porque tiene ya por delante un gran reto, que Bankia sea rentable en los próximos tres ejercicios e iniciar así su venta “por trozos” de la entidad a inversores institucionales y luego a minoritarios.

De esta forma devolvería el grueso de las ayudas de más de 22.424 millones recibidas. La venta de participadas y el dividendo que prevé repartir a cuenta de los resultados de 2014 forman parte también de este plan para devolver las ayudas. El problema es que la creación de un holding encabezado por Goirigolzarri complicaría la recuperación de Bankia al añadir la gestión y devolución de las pérdidas de Catalunya Banc, señalan varias fuentes.

Otra alternativa es que ambas entidades lleguen a un acuerdo lo más amplio posible de colaboración. En este caso cada entidad tendría sus gestores y no consolidarían sus cuentas. Además, se eliminarían las trabas jurídicas que supone la creación de un holding a través de BFA, que, además, puede retrasar el proyecto de Economía. Otra opción es mantener independiente Catalunya Banc hasta 2015 e iniciar nuevamente un proceso de venta. El troceo de la firma como pide la banca está casi descartado.

El Gobierno ha decidido crear este plan una vez que la banca sana ha demostrado que no está dispuesta a comprar bancos nacionalizados sin esquemas de protección de activos (EPA). Guindos, mientras, se ha vuelto a comprometer ante Bruselas a devolver los casi 42.000 millones de euros en ayudas a Bruselas sin recurrir al contribuyente como todo apunta.

CaixaBank devuelve las ayudas de Banca Cívica

CaixaBank, mientras, comunicó ayer que este mes devolverá los 977 millones de euros de ayudas públicas que Banca Cívica recibió del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en forma de participaciones preferentes en el año 2011. La decisión fue adoptada en el consejo de administración del banco celebrado ayer. La Caixa, principal accionista de CaixaBank, ya había previsto la devolución de estas ayudas cuando decidió absorber Banca Cívica.

El reintegro de estas ayudas al FROB coincide en el tiempo con las cada vez más voces que apuntan que la banca nacionalizada difícilmente podrá devolver sus ayudas. Bruselas siempre lo ha puesto en duda. Incluso considera complicado que Bankia pueda reintegrar los 22.424 millones de euros que ha recibido, pese a que Goirigolzarri se ha comprometido a ello, y parece que es la única, como también ha comentado el propio ejecutivo, que puede hacerlo. Según explicó el banquero el capital inyectado en las entidades nacionalizadas vendidas a los bancos sanos se dan por prácticamente irrecuperables.

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, también dio la voz de alarma hace dos semanas. El banquero aseguró que la pérdida definitiva de las ayudas se acercará a los 88.000 millones por la no recuperación de la capitalización de entidades intervenidas y la aplicación de los esquemas de protección de activos.

La firma gallega

Novagalicia, inicialmente, no entraría en este teórico holding público si finalmente logra pasar los filtros de Bruselas, según explican varias fuentes. Una de las principales razones es que los gestores de la firma gallega pusieron en marcha un proyecto estratégico para hacer rentable el banco antes de su venta. Además, ya ha firmado con los sindicatos un acuerdo de salidas pactadas en el banco y ha comenzado a tener beneficios desde enero.

La entidad gallega siempre ha asegurado que lo mejor era retrasar su venta para obtener el mayor beneficio posible para el contribuyente, que es al final el que costeará las ayudas.

 

Normas
Entra en El País para participar