En proceso de subasta

El comprador de Banco Gallego contará con un crédito fiscal de 200 millones de euros

Banesco, Espirito Santo y Sabadell han sido los únicos bancos que han presentado oferta

Cuenta con unos 200 millones de euros en participaciones preferentes y deuda subordinada

Fachada de Banco Gallego en Galicia
Fachada de Banco Gallego en Galicia

Banco Sabadell, el venezolano Banesco y el portugués Banco Espírito Santo han comenzado a estudiar las cuentas de Banco Gallego, después de que hayan sido las tres únicas entidades que han presentado ofertas no vinculantes por el banco.

Estos bancos han comenzado a realizar una due diligence y tendrán hasta el día 5 de abril para anunciar sus ofertas vinculantes.

Como ya sucedió con Catalunya Banc, la subasta del banco gallego carece de esquema de protección de activos (EPA), aunque sí tiene un crédito fiscal activado en balance por 200 millones.

Banco Gallego cuenta con 3.120 millones de euros en créditos y 3.050 millones en depósitos. Su principal atractivo es que posee 123 oficinas en Galicia, uno de los mercados con clientes más fieles de España y con alto nivel de ahorro.

El banco cuenta con unos 200 millones de euros en participaciones preferentes y deuda subordinada, que deberán transformarse en acciones, lo que reforzará sus recursos propios. Lo lógico es que estos títulos se canjeen por acciones de la entidad que se quede finalmente con la firma. Banco Gallego tiene en curso una ampliación acordeón de 170 millones, de los que el FROB, que controla el 49% que era propiedad de Novagalicia, aportará 80 millones. El resto de los accionistas no acudirán a la ampliación.

El pasado 8 de febrero, el FROB valoró Banco Gallego con un patrimonio negativo de 150 millones de euros. Hasta la entrada del FROB, los principales accionistas de Banco Gallego eran Novagalicia, BNP Paribas, Inditex y Epifanio del Campo.

Normas