A fondo

España y el dividendo dan un respiro a las ‘matildes’

Las acciones de Telefónica suben cerca de un 12% en seis sesiones

El presidente de Telefónica, César Alierta.
El presidente de Telefónica, César Alierta. EFE

Las populares matildes se han dado un respiro en Bolsa en los últimos días. En las últimas seis sesiones han subido cerca de un 12%. Sólo ayer avanzaron casi un 3%. Sin duda, una buena noticia para los 1,42 millones de accionistas de Telefónica. Desde el mínimo del último año, marcado en 7,90 euros el verano pasado, los títulos de la operadora española se han revalorizado en torno a un 35%, dejando atrás uno de sus peores momentos en Bolsa.

Además, Telefónica ha recobrado la atención de los inversores internacionales. Así, en los últimos días, sus ADR han registrado volúmenes de negociación por encima de la media de los tres meses anteriores. Este lunes, sin ir más lejos, se movieron más de tres millones de títulos de la operadora en Wall Street, el doble de la media de los últimos tres meses.

En este resurgir del interés por Telefónica han pesado las decisiones de algunos de los principales bancos de inversión, de elevar su precio objetivo o su recomendación de las acciones de la teleco. JP Morgan (que elevó el precio objetivo de13 a 14,5 euros), Barclays, JB Capital Markets, Espirito Santo, Goldman Sachs y Sanford Bernstein, una de las entidades más críticas con Telefónica, han emitido informes positivos.

La mejora de las cuentas de Telefónica en España, especialmente por el flanco de la rentabilidad, han pesado en estas opiniones. El deterioro del negocio en España por la crisis, además del hecho de que la empresa tuviera su cuartel general en Madrid, provocó un duro castigo a lo largo del último año. De poco valieron las múltiples alegaciones de los directivos recordando que cerca del 75% del negocio estaba fuera de España. A los inversores les pesaba más el hecho de que España supusiera cerca del 25% del volumen de negocio y, claro, el 32% del Ebitda.

Ahora, el negocio en España se está estabilizando de la mano del nuevo modelo comercial basado en el control de costes, la eliminación de los subsidios en la compra de terminales y la configuración de ofertas convergentes de la mano de Movistar Fusión.

Junto a la recuperación de España, los analistas han valorado la diversificación geográfica de Telefónica. Y es que en 2012, Latinoamérica fue la primera región del mundo en aportación de ingresos por delante de Europa. Eso sí, también hubo alguna advertencia sobre la inseguridad en países como Venezuela, donde Telefónica se ha visto penalizada por la decisión de las autoridades de devaluar el bolívar.

De igual forma, en los mercados financieros se ha valorado positivamente la confirmación realizada por Telefónica de que volverá a pagar dividendos en 2013. Una retribución que la operadora suspendió en el verano de 2012 para reforzar su caja y reducir deuda. La compañía va a abonar un dividendo en efectivo de 0,75 euros por acción en dos tramos, uno en el cuarto trimestre de este 2013 y otro en el segundo trimestre de 2014.

Esta decisión significa que los accionistas volverán a ser retribuidos directamente en sus cuentas corrientes gracias a su apuesta en Telefónica. Entre estos inversores figuran algunos de los grandes accionistas, como Vanguard Group, Mercury Asset Management y Natixis, que en las últimas semanas han elevado su presencia en el capital.

Normas