Ante la falta de interés de las entidades

El FROB, a punto de suspender la subasta de Catalunya Banc

Las ofertas no vinculantes presentadas no son lo bastante competitivas

La subasta sobre Catalunya Banc se verá casi con toda probabilidad suspendida por la falta de ofertas suficientemente competitivas para hacerse con la entidad catalana en manos del FROB, señalan fuentes que participan en el proceso.

Hasta el mediodía del lunes, el estatal Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) sólo había recibido muestras de interés no vinculantes de Santander y de Popular.

"Casi con toda seguridad no se va adjudicar la entidad en este proceso de subasta porque las únicas ofertas en firme de Santander y de Popular no han sido lo suficientemente atractivas", explicó la fuente, que agregó que el BBVA ni siquiera presentó oferta.

Otra fuente con conocimiento del proceso de venta manifestó que ante la falta de interés real de las entidades el FROB había ampliado hasta esta tarde el plazo para eventualmente recibir ofertas mejoradas "porque ninguna de las pujas presentadas había cumplido el pliegue de condiciones".

Ni el Ministerio de Economía ni el FROB ni las entidades implicadas quisieron comentar estas informaciones.

La principal novedad en este caso ha sido que el Gobierno, a diferencia de otros procesos de venta, como los de CAM, Unnim y Banco de Valencia, no ha querido ceder a las presiones de los bancos y otorgar un esquema de protección de activos u otros incentivos.

El propio ministro de Economía advirtió la semana pasada en una entrevista con Reuters que la entidad podría no ser vendida a medio plazo y que en ningún caso se otorgarían incentivos más allá de los 9.084 millones de euros recibidos de Bruselas y el traspaso de activos al "banco malo" por valor de 6.700 millones de euros.

Esto podría haber desincentivado el interés de otras entidades por entrar en la puja de la entidad catalana, que era la segunda vez que se ponía en venta.

En base a los acuerdos alcanzados con Bruselas en el marco de la ayuda para la recapitalización del sector bancario, España tiene cinco años para poner en valor los bancos nacionalizados.

Normas