Preconcurso de acreedores

Pescanova debía afrontar este año el vencimiento de una deuda de 200 millones

En 2013 vencía una deuda que asciende a 203,36 millones de euros

Durante los próximos cuatro meses deberá renegociar con las entidades de crédito

Sede central de la industria de elaboración y transformación de pescado Pescanova en Chapela en el ayuntamiento de Redondela.
Sede central de la industria de elaboración y transformación de pescado Pescanova en Chapela en el ayuntamiento de Redondela. EFE

Pescanova, que ha presentado en Pontevedra la solicitud de preconcurso de acreedores, debía afrontar este año el vencimiento de deuda por un importe de 203,36 millones de euros (con entidades de crédito, obligaciones y deudas no comerciales), según las últimas cuentas de la compañía de 2011.

Según la memoria de la compañía, una parte de su deuda a corto plazo, la que está formada por préstamos y créditos de funcionamiento con vencimiento inferior a un año, se renovaba de forma habitual.

Precisamente esa renegociación de las deudas con las entidades de crédito serán clave en los cuatro meses que el procedimiento de preconcurso de acreedores le otorga antes de declararse insolvente.

En 2012, los vencimientos de la deuda de la compañía que preside Manuel Fernández de Sousa ascendían a 479,46 millones (370 millones con entidades de crédito y obligaciones y 107 millones en deudas no comerciales).

La apuesta de Pescanova de pasar de ser un mero comercializador de pescado, para convertirse en una empresa vertical -realiza la extracción y cría de pescado y su posterior transformación- ha supuesto unas fuertes inversiones en acuicultura que se han realizado en el peor momento, según ha indicado a Efeagro el gestor de fondos de inversión de renta variable de Renta 4, Javier Galán.

Estas inversiones han supuesto para la compañía un alto endeudamiento con entidades de crédito y emisiones de obligaciones que han sido previos a la crisis financiera mundial y a la propia de España, “más profunda, lo que ha dejado el balance de la compañía muy apalancado”, ha añadido.

Galán ha apuntado a Efeagro que el problema de Pescanova puede radicar en la renovación de los vencimientos de deuda, cuyas condiciones “no serán las mismas que cuando se pactaron”, sobre todo porque los bancos gallegos que le financian “no se encuentran en su mejor momento”.

Pescanova realizó en marzo de 2010 una emisión de bonos convertibles de 110 millones de euros (con vencimiento a cinco años) y, en abril de 2011, completó entre inversores cualificados e institucionales una emisión de bonos convertibles por importe de 180 millones de euros con vencimiento en abril de 2017.

La empresa está pendiente de la venta del negocio de acuicultura de Chile, que según Galán lleva dos años en pérdidas debido a la sobre oferta de este salmón -del que el 80 % se vende en Japón-, lo que ha provocado una fuerte caída de los precios, por lo que es muy posible que todas las ofertas de compra que reciba sean muy bajas.

En cuanto a su cotización, esta mañana en Bolsa dos millones de títulos de Pescanova estaban a la venta por parte de 319 inversores, que no encontraban comprador entre las órdenes existentes de compra existentes (para 8.000 títulos).

Normas