Contante & Sonante

¿Y a la banca extranjera ya no le interesa el ‘low cost’ español?

Espirito Santo, Sabadell y Banesco pujarán por Banco Gallego

Hoy cumple el plazo para presentar las ofertas no vinculantes

La banca extranjera ha perdido el apetito por el sector financiero español

¿Y a la banca extranjera ya no le interesa el ‘low cost’ español?

Cuando Luis María Linde fue nombrado en junio pasado gobernador del Banco de España uno de sus primeros objetivos fue animar a la banca extrajera a que participara en la reestructuración del mapa bancario. Su pretensión era que las entidades internacionales adquirieran una de las firmas nacionalizadas, por lo menos parte del negocio o de la red que se pudiera poner a la venta. La AEB y la gran banca compartían este objetivo. “Sería una muestra de confianza ante los mercados y ampliaría la competencia en el sector”, señala un alto ejecutivo de un gran banco.

 

El problema era que ni Barclays ni Deutsche Bank ni HSBC ni BNP Paribas, entre otros, estaban dispuestos a comprar en España, pese a la caída de los precios. “Una vez que esté totalmente saneado el sector puede cambiar nuestra percepción y estudiarse una adquisición”, señalaba el responsable de un banco extranjero.

Pero han pasado los meses y la banca internacional no ha asomado el pescuezo por España, sino todo lo contrario. Es cierto que el sector financiero internacional no está tampoco para grandes alegrías, pero los chollos solo se producen cuando una de las partes, la vendedora anda ahogada.

Desde que se iniciaron las subastas de las cajas de ahorros intervenidas o nacionalizadas ninguna firma extranjera –salvo JC Flowers, que normalmente acude para dar apoyo financiero a otra entidad–, ha presentado una oferta por estas entidades.

Solo Deutsche Bank parece que ha hecho el amago de interesarse por Catalunya Banc, pero parece que ha sido eso, solo el amago. Ni la banca china, que tanto se especuló hace un par de años con que podría arrasar en España con la compra de redes baratas se ha asomado al escaparate de low cost de oficinas bancarias.

La filial del británico Barclays Bank, mientras, está de retirada en España. Cerrará gran parte de su red de banca minorista para dedicarse solo al segmento top de los más pudientes.

Crédit Agricole, que hace cinco años apostó por Bankinter, también está deshaciendo sus posiciones en el banco controlado por una de las ramas de la familia Botín. Es cierto, que en este caso el grupo francés podría haber estado o mal asesorado o sin asesoramiento, ya que nadie podría pensar que una firma podría lanzar una opa hostil contra una entidad cuyo principal accionista con diferencia es la familia Botín.

Solo Crédit Mutuel apostó por el mercado español cuando la crisis económica parecía aún un fuerte constipado de un niño. Con altas fiebres, vómitos, mareos y malestar en general. Un proceso doloroso pero asumible y pasajero. Pero no fue así. Yel grupo francés, socio de Banco Popular en Targobank, tampoco desarrolló los planes que tenía previstos en España. Comprar redes de cajas para crecer.

Eso sí, se ha convertido en una de las losas principales y más fieles accionistas del grupo que preside Ángel Ron.

Hoy cumple el plazo para que los bancos interesados en Catalunya Banc y Banco Gallego presenten sus ofertas vinculantes. En el primer caso parece que la puja ha despertado poco interés por parte de la banca española y ninguno por la de las entidades extranjeras.

Solo Banco Gallego ha despertado el apetito de alguna firma portuguesa y venezolana.

El luso Espirito Santo, que ya cuenta con presencia en España, ha reconocido que presentará hoy una oferta no vinculante. Banesco, que hace poco adquirió la pequeña entidad financiera también gallega Etcheverría, participada por Novagalicia, también apostará por Banco Gallego.

Los dueños de Banesco tienen origen español, en concreto gallego y asturiano. Es el primer banco privado de Venezuela, tiene un balance superior a los 35.000 millones de dólares y unos 14.000 empleados. Está presente en Estados Unidos, con dos bancos, además de en Venezuela, Colombia, Puerto Rico, Panamá y República Dominicana. Su actividad se centra en banca y seguros y es el octavo operador mundial de medios de pago. Banco Sabadell también pujará por la firma gallega.

Y es que parece que solo los latinos están dispuestos a invertir en la banca española.

 

Normas