Plan estratégico

Acciona vende 1.000 millones en activos para compensar el ajuste eléctrico

Reducirá el 20% el dividendo.

Recorta inversiones y dejará de desarrollar instalaciones en España.

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales. EFEArchivo
El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales. EFE/Archivo EFE

El grupo constructor y energético Acciona venderá entre 500 y 1.000 millones en activos pertenecientes a sus divisiones estratégicas para compensar el impacto de las medidas adoptadas por el Gobierno en materia energética, que estima entre 160 y 170 millones de euros.

 En la información remitida por el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Acciona avanza que también emprenderá “acciones legales con el fin de defender los intereses” de sus accionistas como respuesta a los “cambios regulatorios recientes”.

Según el plan de acción 2013-2014 presentado hoy, el grupo también quiere reducir a la mitad sus inversiones y ajustar la producción de la división de ingeniería y construcción.

Además, la compañía reducirá sus costes anuales ente 30 y 40 millones de euros y dejará de desarrollar instalaciones en España para centrarse en el negocio internacional.

Otras medidas apuntadas por la compañía son un recorte del importe total del dividendo a repartir del 20 % y una reducción de la remuneración del Consejo de Administración y sus comités del 10 %.

La “rotación de activos”, con un valor de entre 500 y 1.000 millones de euros, se plantea por diversas vías: venta de participaciones minoritarias en actividades estratégicas como la energía, desinversión en mercados maduros y activos no estratégicos o la venta de parte de sus concesiones.

Según la documentación, las concesiones “susceptibles de venta” serían una carretera en España (la autovía de los Viñedos) y un hospital en México (Hospital León Bajío), así como dos autopistas y dos hospitales en Canadá (autopista Southeast Stoney Trail, en Calgary; la autopista A-30, en Québec; el Hospital Fort St. John y el Hospital Royal Jubilée, en Victoria), en los que ha invertido un total de 839 millones de euros.

La reducción de costes por entre 35 y 40 millones de euros este año y el próximo implicará el abandono de “actividades no contributivas”.

Por lo que respecta a la inversión, en los años 2013 y 2014 caerá hasta situarse entre 550 y 630 millones de euros, aproximadamente la mitad que en el plan anterior, de los que la mayor parte se materializará este año.

Así, Acciona apunta que sólo se ejecutarán las inversiones comprometidas, que afectan a entre 345 y 390 megavatios (MW) en esos dos años.

Con este plan de acción, el grupo pretende superar los entre 160 y 170 millones de euros de impacto, antes de impuestos, en 2012 y 2013 de las últimas medidas regulatorias en materia energética aprobadas por el Gobierno.

Así, estima en 100 millones de euros el impacto del impuesto a la generación de electricidad del 7 %, el canon a la hidráulica y el nuevo marco retributivo de la tecnología termosolar.

A esto hay que añadir entre 60 y 70 millones por la modificación en el método de actualización de la tarifa a las actividades reguladas, entre ellas las renovables, y el cambio retributivo de estas tecnologías, que ahora tienen que elegir entre cobrar una tarifa fija o salir al mercado.

Acciona anunció ayer un beneficio neto de 189,4 millones de euros el pasado año, un 6,27 % menos que en 2011, un ejercicio en el que se anotó plusvalías por la venta de dos concesiones en Chile y del negocio de aparcamiento.

Excluyendo el efecto de los resultados extraordinarios de 2011, el beneficio antes de impuestos hubiese crecido un 15,2 %

Normas
Entra en El País para participar