âscar Martín, Director general de Ecoembes

"Hay menos recogida de envases por la coyuntura"

âscar Martín, director general de Ecoembes
âscar Martín, director general de Ecoembes

Es la cara visible de las 12.000 empresas envasadoras y distribuidoras que pagan en España el reciclaje de los envases ligeros, papel y cartón, al que dedican 420 millones de euros anuales con una tasa de reciclado que Ecoembes calcula en el 70%.

La vida profesional de este biólogo ha estado siempre vinculada a la gestión de residuos. Entró en Ecoembes en 1998, cuando la Ley de Residuos dio luz verde a la creación de esta sociedad sin ánimo de lucro para gestionar el reciclado de envases que se ponen en el mercado.

Pregunta. ¿Qué balance hacen de la eficacia del contenedor amarillo?

"En 1998, cuando se creó el sistema de gestión de envases, se reciclaba el 5% de los envases; hoy es el 70%"

Respuesta. El resultado es altamente satisfactorio. En 1998, cuando se puso en marcha el Sistema Integrado de Gestión (SIG), se reciclaba un 5% de los envases. En 2012 cerramos con más del 70%. Nos sentimos orgullosos de estas cifras.

P. ¿Quién facilita esos datos?

R. No lo dice Ecoembes, proceden en un 90% de las propias Administraciones públicas. Ecoembes comprueba las cifras y las entrega al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y a la Comisión Europea. ¿Cuántas empresas conoce que auditen a la Administración?

P. Su campaña televisiva en Cataluña ha levantado polémica porque confunde al ciudadano. ¿Es suficiente recurrir al voluntarismo de la gente para reciclar los envases?

R. La campaña ha dicho lo que siempre se le ha dicho al ciudadano: al contenedor amarillo de envases, echa envases. Es inevitable que en un momento dado haya pequeños defectos que corregir. La mezcla ocurre en todos los sitios donde hay una recogida selectiva, nunca es perfecta.

P. Otros países han complementado el contenedor amarillo con el sistema de depósito y retorno de envases (al consumidor se le cobra una cantidad al comprar un envase de bebida, que recupera si lo devuelve). ¿Es posible instalarlo aquí?

R. Se dice que ese sistema contribuye a alcanzar el 98% de la tasa de reciclado en Alemania, ¿pero cuánto de eso entra en el contenedor amarillo? ¿Qué crecimiento marginal de reciclado permitiría? Los envases puestos en el mercado de los que quiere hacerse cargo el sistema de depósito y retorno representan el 9%, y son justo los que el ciudadano tiene perfectamente asimilados.

Hoy, ese 9% ya está yendo al contenedor amarillo, de forma que vamos a decirle al ciudadano que para crecer un 1% en el reciclado hay que añadir más de 500 millones de euros a los 420 millones que hoy cuesta el modelo.

P. ¿Cuál sería ese coste adicional?

R. Para que el modelo de depósito y retorno sea viable, el 80% del material debe recogerse mediante un sistema automático y el 20%, manual. Esa casuística se da en Alemania y en Noruega, donde el 60% de la población se concentra en grandes ciudades. Pero en España la población está más dispersa y el modelo comercial es la tienda de proximidad. El sistema de depósito y retorno debería funcionar aquí mediante la recogida manual en el 70% de los puntos de venta, con camiones circulando todo el día recorriendo las ciudades. No vale hacer estudios diciendo que la realidad comercial en España es equiparable a la de Alemania.

P. ¿Pero cuál sería el coste extra para el ciudadano?

R. El 40% de los ingresos en el sistema de depósito proviene del pago del envase que no se devuelve. Pero hay otro factor que nadie ha puesto sobre la mesa y es que el sistema está basado en una cuestión torticera: si se devuelven pocos envases, hay más dinero para cuadrar las cuentas. En cambio, si crece la tasa de retorno, el envasador pagaría el diferencial, de modo que no lo pague el ciudadano sino la industria. Los estudios de los que defienden el sistema de depósito plantean que ese pagar porque sí de los envasadores es muy superior a lo que hoy ya pagan por el contenedor amarillo, por un sistema que se ha demostrado eficaz y que con la mitad de dinero paga el 100% de los residuos de envases y tiene una de las tasas de reciclado más altas de Europa. El reparto de costes no me parece justo, se basa en una situación de no realidad y de falsedad.

P. Si Ecoembes asume el cien por cien del coste de la recogida selectiva, ¿por qué hay ayuntamientos como Madrid que han reducido los días de recogida para ahorrar costes?

R. La reducción de los días de recogida también obedece a la situación que vivimos. Ecoembes paga por ley el extracoste por la recogida selectiva, pero los ayuntamientos tienen otros muchos costes relacionados con la basura. Ellos son los propietarios de los residuos y establecen en sus ordenanzas la periodicidad y el formato en el que quieren recuperarlos, luego ese coste es el que abona Ecoembes.

P. Pero si ustedes asumen el coste de la recogida selectiva, ¿por qué los municipios ahorrarían justo en esa partida?

R. ¿Quién ha dicho que cuando el camión va a recoger a diario, el contenedor no está a un cuarto de su capacidad? ¿Es necesario recoger a diario o puede plantearse recoger cada dos o tres días, cuando el contenedor esté al 70%?

P. En los casos en los que se recoge menos días, ¿Ecoembes ha reducido el canon que paga a los ayuntamientos?

R. Se han revisado los criterios para evitar todo este tema.

"El plástico PET recibe 30 millones de inversión"

P Las empresas recicladoras se quejan de que el 35% del material que les llega es inservible y que se les cobra como material reciclado lo que no lo es, al punto de que están viendo su actividad asfixiada.

R Esa cifra no nos cuadra. Para que un material salga de una de las 96 plantas de clasificación en España hay que cumplir unas garantías de calidad que se incluyen en los contratos con la Adminis_tración. Ecoembes realiza más de 9.000 controles anuales. Si el nivel de impropios supera el 5%, el material no sale, y si llega, el reciclador puede devolverlo.

P E ntonces, ¿su queja es infundada?

R La queja procede de una asociación, y hemos recibido quejas de miembros de esa asociación que no están de acuerdo con su presidente. Por las palabras de una persona no podemos transmitir a los ciudadanos mensajes que no interesan. Hay que mandar mensajes positivos porque el sistema tiene muchas cosas positivas, y otras que mejorar, sin duda.

P Los recicladores de plástico PET dicen que están al borde de la quiebra.

R Las inversiones en PET han sido de más de 30 millones de euros solo en el último año y una de las empresas más potentes invertirá 15 millones de euros el próximo año. ¿Una empresa invierte 15 millones de euros altruistamente? No podemos extrapolar la opinión de una persona a lo que dice el sector. Ni las cifras coinciden ni lo que opinan los miembros de esa asociación.

P Si esas empresas quisieran recuperar material de un proveedor diferente de Ecoembes, ¿podrían hacerlo?

R En un gran porcentaje solo pueden recurrir a Ecoembes, pero muchas están en Cataluña, cerca del norte de Francia, y por transporte les sale más económico traérselo de ese país. Además, hay muchos materiales en el mercado de residuos. Ecoembes, por ejemplo, recupera 180.000 toneladas de acero, pero ese mercado mueve 15 millones.