Vencimiento de la deuda

Realia negocia una solución de hasta tres años para su deuda de promoción

Realia tiene que resolver antes del 27 de marzo un problema de 850 millones.

La última propuesta es alargar el vencimiento hasta tres años más.

El ‘banco malo’ tiene 440 millones después de que Bankia le haya transferido su parte.

Torre de Realia.
Torre de Realia.

El banco malo (Sareb) está estrenándose por todo lo alto. Está metido en el flamante concurso de acreedores de Reyal Urbis con unos 700 millones de euros, y ahora es el principal responsable de un crédito de 850 millones de Realia.

Bankia ha transferido a la Sareb unos 440 millones del préstamo que concedió a la inmobiliaria. El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri controla el 27,6% del capital de Realia pero tendrá que vender las acciones en un plazo máximo de cuatro años, obligado por Bruselas. En el resto del préstamo también participan Santander (unos 100 millones), Barclays (40), CaixaBank (50), Sabadell (120) y Kutxa (15).

La fecha marcada en rojo es el próximo 27 de marzo. Ese día, vence el plazo adicional que se dieron acreedores y deudor para buscar una solución al préstamo que en teoría debería haber sido devuelto el 31 de diciembre del año pasado.

Fuentes conocedoras de las negociaciones aseguran a CincoDías que las entidades acreedoras están buscando una solución a marchas forzadas. “No es probable que se repita lo ocurrido con Reyal Urbis”, explican estas fuentes. Un portavoz de Realia ha declinado hacer comentarios sobre esta información.

Apretar tuercas

La última propuesta consiste, esencialmente, en refinanciar la deuda por un plazo de hasta tres años. Eso sí, la banca exigiría un programa de devolución del nominal para dejarlo cerrado en el plazo mencionado. El horizonte de la compañía quedaría despejado por un periodo de tiempo suficientemente amplio como para pensar en su recuperación operativa.

Fuentes financieras señalan que la banca apretará las tuercas para elevar los intereses del préstamo, actualmente de 200 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual) más el euríbor.

También es de esperar que arañen más garantías. En la refinanciación de este mismo préstamo, firmada en octubre de 2009, Realia aportó como prenda los activos de promoción vinculados al crédito. Precisamente, la compañía informó ayer de un fuerte deterioro de la valoración de su negocio residencial: “La valoración de la cartera de suelo de Realia ha pasado de 1.152 millones en diciembre2011 a486 millones de euros en diciembre de2012”, explicó. La caída es del 58% en términos comparables.

Además del activo financiado, Realia puso como garantía para crédito el 76,3% de la participación en su Realia Patrimonio, que controla la filial francesa Siic de París. Esta, a su vez, proporciona a la compañía alrededor de la mitad de sus ingresos de alquiler.

Al margen del crédito vinculado a la actividad de promoción, más de la mitad de la deuda financiera bruta, que a cierre de diciembre se situaba en 2.372 millones de euros, vence en 2017. Analistas del sector inmobiliario consideran que la inmobiliaria que preside Ignacio Bayón no tiene nada que ver con Reyal Urbis. “El 67% de los activos de Realia es patrimonial, mientras que la promoción y el suelo representan tan solo el 33%”, explica un experto de un gran bróker nacional.

La primera opción propuesta por la inmobiliaria, participada en un 30% por FCC, fue ofrecer los terrenos sobre los que pesa el crédito como pago y dejar una deuda de 100 millones. Otra de las fórmulas planteadas incluía una quita en el préstamos. En ambos casos, hubo discrepancias en el sindicato de acreedores.

La opción de capitalizar deuda, la mejor para la banca a juicio de los analistas, implicaría abrir en canal toda la estructura accionarial de la firma, y de momento no es la fórmula preferida por la inmobiliaria.

El negocio del suelo hunde el resultado

Realia perdió 319,1 millones de euros en 2012, frente al beneficio anunciado de 1,2 millones en 2011. La compañía explicó en la presentación de sus resultados publicada ayer por la CNMV, que la valoración de la cartera de suelo de Realia ha pasado de 1.152 millones en diciembre de 2011 a 486 millones en diciembre de 2012. “Una parte significativa de esta menor valoración ha sido ajustada contra resultados (provisiones) por resultar el nuevo valor de mercado menor que el valor contable (268 millones de euros)”, indica la inmobiliaria. Este y otros ajustes ha impactado en el resultado del grupo.

El valor total de los activos de Realia descendió un 17% hasta los 3.537 millones. Los ingresos también cayeron, un 22,6% hasta los 217 millones. Realia terminó el ejercicio pasado con una deuda de 2.168 millones de euros, un 0,3% menos que en 2011.

Normas
Entra en El País para participar