Pierde 1.926 millones tras ajustar el valor de Iberdrola

ACS rebaja la deuda a la mitad tras reducir peso en Iberdrola

La cifra de negocio del grupo se incrementó un 34,9%, hasta 38.396 millones

El beneficio neto recurrente es de 705 millones

Florentino Pérez, presidente de ACS.
Florentino Pérez, presidente de ACS. DIARIO AS

El año crítico para el sector de la construcción que fue 2012, ha teñido los resultados de las constructoras del Ibex de provisiones y otras actuaciones para sanear balances. ACS no ha sido una excepción. Tras la venta del 12% de Iberdrola a lo largo del año, el grupo se ha apuntado pérdidas netas de 1.312 millones y ha procedido a realizar el test de deterioro de la participación restante (1.308 millones), además de provisionar otros 333 millones. Conclusión: el beneficio neto atribuible señala 1.926 millones en rojo. Aunque tanto la empresa como el mercado daban por descontado un cierre de año similar, teniendo en cuenta que las pérdidas afloraron ya en el primer semestre.

El grupo que preside Florentino Pérez también ha confirmado una espectacular reducción de deuda neta, que baja de los 9.334 millones de 2011 a algo menos de 5.000 millones a 31 de diciembre. De esa cantidad, 1.164 millones corresponden a Hochtief. Esta deuda neta es un 47% menor y deja el ratio de deuda neta frente a ebitda en 1,8 veces. Un elemento clave a la vista de los crecientes requerimientos de solvencia en los mercados de capitales y en los concursos internacionales de obra pública.

La cifra de negocio de ACS sube a 38.396 millones, un 35% más. Su crecimiento sería del 4% si se consideraran las ventas de Hochtief durante todo 2011. La empresa destacó ante la CNMV que casi el 85% de la facturación procede del exterior, así como un 83% de la cartera (65.626 millones).

El margen sobre ventas en 2012 ha sido del 8%, alto a la vista del notable peso del área de construcción. Y se debe a un ebitda de 3.088 millones, un 33% superior al de 2011.

Antes de los extraordinarios (322 millones de plusvalía por la venta del 10,3% de Abertis y del 23,5% de Clece), el beneficio neto recurrente es de 705 millones, un 9,9% inferior al de un año atrás “por la menor contribución de la actividad de construcción y las ventas de negocios en el área de Medio Ambiente”.

Construcción gana 274 millones (-1%); Medio Ambiente declara un beneficio de 97 millones (-19%) y los servicios industriales tiran de las ganancias aportando 416 millones, en línea con el comportamiento de un año atrás.

La buena noticia para ACS es la vuelta a beneficios de Hochtief. La alemana ha anunciado la puesta en marcha de una nueva estrategia, centrada en la construcción de infraestructuras, que supone iniciar un proceso de venta de activos no estratégicos entre los que figuran sus aeropuertos y negocios como el servicio inmobiliario y de mantenimiento. El reto es aumentar la eficiencia y rentabilidad, y atajar la deuda.

“Quiero devolver a Hochtief su antigua fuerza”, indica el presidente de la comisión ejecutiva, Marcelino Fernández Verdes. Para 2013 prevé elevar entre un 10% y un 20% el beneficio recurrente de Hochtief, tras cerrar 2012 con un beneficio neto de 158,1 millones. Con ello, logra superar las pérdidas de 160 millones contabilizadas un año antes. La clave ha estado en la recuperación de sus negocios en Australia.

Hochtief tiene intención ahora de pagar un dividendo bruto de un euro por acción.


 

Normas