Construcción

Llamados por las grandes obras

Los seis gigantes de la construcción española lo son en el resto del mundo. Ellos y sus filiales de agua, energías renovables e ingeniería lideran grandes proyectos internacionales en los que arrastran a empresas menores de construcción e ingeniería. Un ejemplo: Sacyr comanda la construcción del tercer juego de esclusas para la ampliación del canal de Panamá, la mayor obra de ingeniería internacional, con un importe de 2.245 millones de euros. ACS ha fabricado la mayor tuneladora del mundo con el diámetro de un edificio de seis plantas para excavar el túnel de Seattle, una de las grandes obras civiles de Estados Unidos, de 1.035 millones de euros.

"El grupo FCC participa en más de 300 proyectos de más de 50 países de todos los continentes. Solo los ferroviarios de Argelia superan los 2.000 millones de euros, y estamos a punto de inaugurar un puente emblemático sobre el Danubio", resume Pedro Gómez Prad, subdirector general de estudios y contratación de FCC. Las seis grandes constructoras españolas, ACS, Ferrovial, FCC, Sacyr, Acciona y OHL, han conseguido este estatus por su saber hacer y su músculo financiero, y la brutal caída del mercado interior las obliga a intensificarlo. La licitación pública española de 2102 supuso el 16% de lo licitado en 2006 y se empeorará en 2013.

AVALES BANCARIOS

Las obras de Eurovegas en Alcorcón serán una bocanada de aire fresco en el desierto nacional, con una inversión inicial de 6.000 millones

Más problemas. La maltrecha economía española perjudica la credibilidad de los avales bancarios españoles que respaldan a las constructoras y las ingenierías en los concursos internacionales, se cuestiona la capacidad económica para culminar las obras. "El riesgo país pesa muy negativamente hasta en las empresas más saneadas y complica cerrar la financiación para las obras", asegura Aurora Pardo, directora de construcción de March JLT, el bróker de seguros. La situación arrastra al mercado asegurador. "Se ha excedido el celo en las condiciones para los seguros, se piden cantidades mayores por miedo a que la coyuntura económica internacional complique la obra", añade Pardo.

Las empresas salvan 2013 con la cartera de proyectos. La de Ferrovial supera los 6.200 millones de euros solo en el exterior, y comenzará en breve dos obras de más de 1.000 millones en Virginia (Estados Unidos) y Toronto (Canadá). No pueden perder el tren de los megaproyectos mundiales mientras España reduce la prima de riesgo. "Los países emergentes requieren una inversión de 675.000 millones de euros en infraestructuras para sostener su crecimiento. Queremos estar en las más importantes y rentables", afirma Gómez Prad.

No solo eso, las ciudades del futuro se inician ahora. "Es un reto generacional sin precedentes. Brasil, China, Vietnam e India acometen ciudades del conocimiento, y China es el país con más construcción de ciudades de 150.000 habitantes. Arabia y los Emiratos Árabes lideran otro polo de construcción", asegura Alfonso Vegara, presidente de Fundación Metrópoli. Además, está la ampliación de barrios en las megaurbes y su evolución hacia smart cities.

Las ciudades árabes

Las inversiones serán gigantescas. La construcción de la ecociudad Sarriguren (Navarra) para 15.000 personas ha costado 150.000 euros por vivienda, y la urbanización de Valdebebas (Madrid), ciudad para 34.000 personas, excede los 280 millones de euros. Los ceros de los proyectos árabes marean. La construcción de la ciudad económica del rey Abdulá, la ciudad industrial de Yanbu, una segunda ciudad santa junto a La Meca y la ampliación de Jeddah durarán décadas.

Los árabes aprecian a las constructoras españolas, la relación es reciente. Acciona acaba de ganar en Arabia Saudí el proyecto de la desaladora en Al Jubail, que duplicará la capacidad combinada de las cinco existentes en la ciudad, y el contrato para operar y mantener varias depuradoras de La Meca. FCC trabaja en la modernización de la red de agua de Arabia Saudí, y concursará por el metro de Riad (20.000 millones de euros) y la construcción de la nueva ciudad santa. La lista empieza a ser larga.

La petición mundial de los fieles musulmanes para vivir en La Meca ha volcado al país en el proyecto de hacer una réplica para casi tres millones de personas, de momento. La casa real ha encargado esta obra faraónica al doctor Sulaiman al Fahim. "Es el proyecto más relevante de Arabia Saudí y donde habrá más empresas españolas trabajando. Necesitamos a 4.000 empresas para cumplir los plazos", asegura Antonio Perea, el español políglota en quien Al Fahim confía por su demostrada honradez. Perea viaja por todo el mundo buscando a los mejores y en su casa de Murcia hacen cola las compañías españolas. "Ya se han adjudicado 94.000 millones de euros durante 2012 y en 2013 se sumarán 100.000 millones más. Nadie va a descubrir ahora el saber hacer de las empresas españolas en construcción en el mundo entero, pero tienen una competencia muy cualificada en otros países", añade Perea.

Las ingenierías españolas han iniciado contactos, a través de su patronal Tecniberia, para entrar en estos números. "Los países árabes son muy importantes para nosotros. Asia solo supone el 10% de nuestros proyectos internacionales y la mitad se concentra en el golfo Pérsico", asegura Ángel Zarabozo, director general de Tecniberia. Las firmas de ingeniería españolas facturan el 2% de la ingeniería mundial y el 7% de la europea. Realizan la mitad de su facturación en el exterior y están diseñando fórmulas para aumentar su presencia exterior.

La construcción de Eurovegas en Alcorcón será una bocanada de aire fresco en el desierto nacional. La Comunidad de Madrid hará un concurso público para aprobar el proyecto de Las Vegas Sands. Un cúmulo de hoteles, casinos y atracciones con una inversión privada de 17.000 millones de euros y más de 261.000 empleos directos e indirectos hasta 2025. Los pequeños empresarios de Madrid, a través de su patronal CEIM, han recibido los parabienes de Las Vegas Sands. "Habrá para todos, y seremos una correa de transmisión para el resto de las pymes españolas", asegura el portavoz de la patronal. Este año se pondrá la primera piedra para un casino y dos hoteles, una primera fase de inversión superior a los 6.000 millones de euros y 20.000 trabajos.