Deporte

Propuestas para exprimir la temporada

El buen estado de la nieve hace del esquí el deporte estrella de esta primavera. Toda ocasión es buena para una escapada

El invierno pronto dará paso a la primavera. Además de los fines de semana, los amantes de los deportes de nieve tienen los puentes de la estación de las flores y las vacaciones de Semana Santa para apurar las últimas bajadas de esta temporada. Este año sí, el tiempo ha acompañado y buena parte de las montañas con pistas de esquí han acumulado nieve de muy buena calidad.

Presentamos a continuación varias propuestas para aprovechar las últimas semanas de deportes blancos. Un recorrido por pistas nacionales e internacionales con estilos y precios muy variados.

ALPES FRANCESES

Quien se ha deslizado por la cordillera más alta de Europa Occidental sabe que los Alpes son la meca de los deportes de nieve en el continente. Con 225 kilómetros de pistas señalizadas y ubicada en el corazón de Oisans (Isére), en la región de Ródano-Alpes, se encuentra la estación de Les 2 Alpes. Junto a un glaciar y a 3.600 metros de altitud, se trata de una de las cimas más altas esquiables, lo que garantiza nieve natural y abundante. El portal Muchoviaje.com comercializa una semana (siete días de apartamento y forfait) por 290 euros por persona, tasas incluidas.

PIRINEO ARAGONæpermil;S

La estación de Formigal sigue siendo una de las más grandes y completas de los Pirineos. Situada a escasos kilómetros de la frontera francesa (provincia de Huesca), cuenta con 137 kilómetros practicables repartidos en más de 100 pistas y con 28 puntos de restauración. El profundo efecto de la crisis en los últimos años así como la necesidad de diversificar cartera para asegurarse tráfico de gente durante todo el curso han llevado a la estación a configurar un amplio surtido de actividades al margen del esquí. Entre ellas se cuentan el ice-karting, o carreras de kart en pista nevada; el paintball sobre nieve, empleando formaciones de hielo e iglús como trincheras; excursiones en trineos tirados por perros, o talleres de construcción de iglús. El grupo Aramón, propietario de esta y otras pistas, ha puesto a la venta este año una serie de cajas de experiencia (Aramonbox) que incluyen un día completo de esquí para dos con un monitor personal que enseñe o perfeccione el estilo. Por 162 euros.

PIRINEO CATALÁN

La vertiente catalana de los Pirineos es la zona de la Península con más concentración de pistas de esquí. Las opciones son muy variadas. Proponemos en esta ocasión la de Boí Taüll, en la Alta Ribagorça (Lérida). Situada junto al parque nacional de Aigüestortes, dispone de un completo complejo turístico (seis hoteles, un spa y cinco restaurantes) y se trata de la estación de esquí más alta del Pirineo. Tiene 45 kilómetros hábiles repartidos en 48 pistas y un snowpark.

Para desconectar tras un día de deporte, además del citado parque natural la zona cuenta con el conjunto de iglesias románicas del valle de Boí, Patrimonio Mundial de la Unesco. Una estancia de tres noches en un apartamento de cuatro estrellas, forfait incluido, sale por 204 euros por persona.

ANDORRA, EL PAÍS DE LA NIEVE

La opción más lujosa viene de la mano del Sport Hotel Hermitage & Spa. El establecimiento propone una escapada de cuatro días y tres noches en un lugar digno de las películas de James Bond. Ubicado en Soldeu, en pleno corazón del Pirineo andorrano, el programa incluye la llegada al hotel en helicóptero.

La estancia, en una de las suites del lujoso establecimiento, se ameniza con tratamientos revitalizantes, champán diario en la habitación, desayuno y cena gastronómica en el restaurante Origen de Nandu Jubany, forfait y alquiler de material durante todo el tiempo de alojamiento, excursiones privadas tanto en moto de nieve como con huskies y clases de conducción de un Land Rover en entornos nevados. A partir de 6.635 euros, impuestos no incluidos.

Cuando llevar el equipo no molesta

Lo aparatoso que resulta viajar con los esquís o tabla y el resto del equipo, especialmente si se va fuera de España o no se dispone de coche, puede hacer que muchos se replanteen llevar su propio material al destino. Pero la comodidad no es lo único que peligra. Las compañías aéreas low cost, que se cuentan entre las más empleadas para los desplazamientos vacacionales, aplican elevados recargos por facturar equipaje. Una opción cada vez más utilizada y barata es enviar a destino el material. El servicio de mensajería Seur, por ejemplo, ha puesto en marcha un dispositivo especial para esquí a partir de 12 euros.