El selectivo ha caído un 1,82%; mientras el riesgo-país se ha plantado en los 362 puntos

Bernanke hace retroceder al Ibex hasta los 8.000 y la prima de riesgo vuelve al ataque

El Ibex 35 ha caído un 1,82%, hasta los 8.014,5 puntos, pese al éxito de la colocación del Tesoro. La prima de riesgo ha repuntado nueve puntos básicos, hasta los 362. Estados Unidos ha tenido la culpa de la fatídica jornada en Europa.

Parqué de la Bolsa de Madrid
Parqué de la Bolsa de Madrid

Continúa la corrección en la Bolsa. El Ibex ha bajado a buscar apoyo al entorno de los 8.000 puntos, en una jornada que ha estado marcada por las colocaciones de deuda de España, Francia, Irlanda y Reino Unido. Sin embargo, la desazón que han sembrado las actas de anoche publicadas por la Fed ha sido superior. Ben Bernanke y el resto de los gobernadores no están seguros de qué hacer con el programa de compra de deuda.

En España, ha habido más buenas noticias que malas. El Tesoro español ha cumplido objetivos al colocar más del máximo previsto, 4.200 millones de euros en bonos y obligaciones a medio y largo plazo y bajando las rentabilidades pagadas en casi todos los plazos.

Pese a que los datos revelan que hay elevada demanda para la deuda europea, y en concreto para la española, el Ibex ha cedido un 1,82%, cerrando en los 8.041.5 puntos, mientras que la prima de riesgo de España se ha disparado nueve puntos básicos, hasta los 362. La rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en el 5,2%; la subida es moderada respecto al 5,18% de ayer, pero el factor crucial que ha disparado el diferencial es el bund alemán, que ha pasado de tener una rentabilidad del 1,65% al 1,59%. Los inversores vuelven a buscar el refugio de la seguridad germánica.

IBEX 35 8.322,90 1,49%

La jornada empezó a la baja ya que las Bolsas europeas siguieron la estela negativa de Wall Street, ante el miedo a que se acaben los estímulos monetarios de la Reserva Federal (Fed). Y es que un creciente número de miembros del organismo monetario están preocupados por los riesgos que pueden acarrear esas masivas inyecciones.

En las actas de la Fed se reflejó que el Comité está más dividido que nunca en lo que hace referencia al programa de compra de activos que mantiene la Fed y a su duración. "Los inversores interpretaron que la Fed podría verse obligada, ante los riesgos que este programa conlleva para la economía, básicamente de tipo inflacionista, a finalizar el mismo antes de lo previsto, lo que conllevaría una inmediata alza de los tipos de interés en los mercados secundarios", señalan en Link Securities. Analizando las actas es evidente que hay miembros del Comité que no se sienten a gusto con el nuevo programa de quantitative easing (QE) pero nada indica que sean mayoría o que vayan a forzar que éste finalice antes de lo previsto".

Por si fuera poco, hoy los inversores han tenido que habérselas con los datos de PMI peores de lo esperado de Francia y Alemania. En el Ibex, solo Bankinter e Iberia han concluido al alza. En Estados Unidos, el IPC de enero no experimentó aumentos en enero frente a diciembre, pero la inflación subyacente -que no incluye los precios de la energía ni alimentos básicos- se situó en el 0,3%, por encima del 0,2% esperado por los analistas consultados por Bloomberg.

Los otros datos del día al otro lado del Atlántico también han defraudado en mayor o menor medida. El número de peticiones iniciales de subsidios de desempleo registradas durante la semana pasada alcanzó las 362.000 frente a las 355.000 esperadas. El PMI de febrero en Estados Unidos también quedó por debajo de los 55,5 augurados; exactamente, en 55,2 puntos.

El euro, por su parte, baja hasta sus mínimos de comienzos de año, en los 1,321 dólares, frente a los 1,328 de ayer.