Datos de la consultora IMS Health

El mercado farmacéutico español seguirá hundiéndose hasta 2016

Las ventas se desploman desde 2008.

Los fármacos dispensados en farmacia suman 9.378 millones de euros en 2012.

El mercado farmacéutico cae un 9%
El mercado farmacéutico cae un 9%

El mercado farmacéutico español volverá a crecimiento cero en 2016 y es la mejor noticia que podemos dar en estos días”, asumió ayer Gabriel Morelli, director general de la consultora IMS Health en la presentación de los datos de mercado a cierre de 2012. Según las cifras de la consultora de referencia, las ventas de medicamentos han caído un 5% en euros, hasta los 9.378 millones de euros (sin tener en cuenta las ventas a hospitales), y un 9% en unidades.“El impacto de los sucesivos reales decretos con medidas sanitaria en 2010, 2011 y 2012 ha acelerado la caída del mercado y ha puesto en jaque sus perspectivas futuras”, dicen en IMS, hasta el punto de considerar que el mercado seguirá en caída libre al menos hasta dentro de tres años.

 Este descenso en productos vendidos es histórico y es fruto de las medidas de contención del gasto farmacéutico puestas en marcha en el último año, entre las que destaca el copago. Ninguna medida de contención organizada hasta ahora había conseguido reducir el volumen de fármacos vendidos. “Desde la implantación del copago en junio, se han dejado de vender una de cada 10 cajas que se dispensaban en los meses anteriores”, destacó Concha Almarza, directora de operaciones de IMSHealth.

Ya en octubre, la implantación de esta medida había logrado reducir el tamaño del mercado en un 8% en unidades vendidas y un 13% en ventas, según IMS Health.

Para el año que viene, Morelli señaló que el mercado “seguirá en el fondo del pozo”, con una nueva reducción del 9%, y a partir de ahí, el porcentaje de reducción de las ventas será menor. El mercado farmacéutico tendrá un volumen de alrededor de 8.000 millones de euros en 2016, “a niveles de 2002”, señaló el director. Morelli destacó que “entre 2014 y 2016 se van a realizar grandes lanzamientos de fármacos en el mundo” pero dudó de su entrada en España. “No estamos seguros de que se vayan a poder pagar y por lo tanto, de que entren en este mercado”, dijo.

La caída en unidades vendidas es especialmente llamativa para los productos de precio más bajo, por debajo de los cinco euros por unidad, cuyo consumo se redujo un 13% nada más aprobar el copago, desde los 4.500 millones de fármacos vendidos hasta poco menos de 4.000 millones. La tendencia en estos ocho meses ha sido una profundización de la caída, registrando a finales de enero unas ventas un 21% menores a las de junio de 2012.

Sin embargo, los productos con precios más altos, por encima de los 50 euros, cayeron más al principio, reduciéndose su consumo un 16% en junio, hasta los 160 millones de unidades aproximadamente. Aunque la caída se profundizó en el verano de 2012, lo cierto es que ya han recuperado prácticamente sus volúmenes normales de consumo. Las ventas sólo están un 4% por debajo de lo que se comercializaba en junio, cerca de los 190 millones de euros.

Por otro lado, aunque es el segmento de las marcas el que “contribuye negativamente al crecimiento del mercado” porque sus ventas descienden más de un 10%, lo cierto es que el crecimiento de los genéricos no contribuye a equilibrar las cifras. Si bien sus ventas suben, el incremento respecto del año pasado es sólo de un 10% frente a subidas de más del 25% el año pasado y del 15% en 2010. La facturación de estas compañías sigue siendo menor. De los 9.378 millones de euros que ingresaron todas las compañías farmacéuticas el año pasado, sólo 1.500 millones corresponden a empresas de genéricos. El resto son ventas de los laboratorios de marca.

Dentro del segmento de las marcas, los que más se ven afectados por los recortes y las medidas son aquellos que han perdido la patente y compiten contra los genéricos. Si bien las marcas han estancado su desarrollo, las ventas de estos medicamentos decrecen al 22%.

El paciente decide pagar al 100% su tratamiento

Noemi Navas

Concha Almarza destacó, como efecto llamativo de estas fluctuaciones comerciales en las farmacéuticas, que el mercado privado “continúa con su tendencia de crecimientos positivos”. Este segmento del consumo total, llamado mercado privado, corresponde a los productos que se dispensan en la farmacia pero cuyo coste lo paga el paciente al 100%, porque provienen de recetas de médicos de aseguradoras privadas o porque así lo decide el usuario. Este mercado representaba el 35% de la cuota en unidades en 2007, cayó hasta el 29% en 2011 y ha vuelto a subir al 35% en 2012. En valores, representa el 20% del volumen total de ventas.

En este grupo de medicamentos llama además la atención el peso que juegan aquellos fármacos que, aún siendo financiables por el Sistema Nacional de Salud (SNS), son pagados en su totalidad por los ciudadanos. De los 1.900 millones de mercado privado, unos 1.030 millones de euros procederían de medicamentos financiables.

Según Morelli, “la casuística es amplia, porque a estas recetas privadas hay que sumar el efecto del euro por receta, que hace que no compense ir al médico de la Seguridad Social porque pagas más o menos lo mismo en medicamentos de precio bajo, que haya gente que, una vez con la receta, elija otro fármaco de la misma especialidad por distintas preferencias o los tratamientos para inmigrantes que han quedado fuera de la prestación social”.

Por otro lado, Gabriel Morelli también ha explicado que la desfinanciación de más de 400 medicamentos el pasado mes de septiembre ha propiciado desviaciones terapéuticas a otros grupos de medicamentos financiados y un encarecimiento de los precios de los medicamentos desfinanciados. La mayoría de estos fármacos desfinanciados han reducido ventas.

Normas