Este proyecto incluye además la compra de redes de otras entidades

Sabadell diseña un plan para abrir unas 70 oficinas en Galicia y Madrid

Banco Sabadell quiere crecer ahora en Galicia y Madrid, comunidades autónomas en las que considera que tiene poca presencia. Para ello, diseña un plan de aperturas de oficinas para ambas regiones. La idea es abrir 20 sucursales en Galicia y 50 en Madrid. Este objetivo incluye la compra de redes y entidades.

Si hay una entidad financiera que parece tener las ideas muy claras sobre lo que quiere alcanzar una vez que finalice la crisis económica ese es Banco Sabadell. La entidad que preside Josep Oliu se ha convertido en una de las más agresivas del escenario financiero español. Y no quiere perder ninguna oportunidad que le pueda ofrecer la reestructuración del sector financiero para crecer. Por eso, no solo estudia oportunidades para dimensionarse allí donde considera que aún no tiene el tamaño o cuota de mercado idóneo, sino que también ha decidido poner en marcha planes regionales para abrir oficinas.

Así, mientras que una parte de sus competidores cierran oficinas o venden redes y otros optan por comprar entidades nacionalizadas, Sabadell ha puesto en marcha un plan también para abrir oficinas, que se suma a las posibles adquisiciones que pueda realizar.

De momento, Galicia es la primera zona donde ha decidido abrir sucursales. El objetivo del banco es tener una destacada presencia en casi todas las regiones españolas en el plazo de tres años.

Una de las asignaturas pendientes de Sabadell es el mercado gallego donde solo tiene 28 sucursales. La idea es adquirir alguna red en esta comunidad autónoma, además de las aperturas. De hecho, hace tiempo que contactó con Novagalicia, pero no llegaron a un acuerdo. Lo mismo sucedió con Banco Gallego cuando este era aún de la entidad que preside José María Castellano.

Ahora Banco Gallego está en manos del FROB y saldrá a subasta en breve. Sabadell tiene la intención de examinar el libro de ventas, y en función de lo que encuentre en su balance presentará o no oferta.

El nuevo plan de crecimiento del banco que preside Josep Oliu incluye así la apertura de 20 oficinas en Galicia. De momento, ha modificado ya la dirección territorial de la que depende este mercado. Hasta hace unas semanas colgaba de la territorial de Madrid, mientras que ahora ha pasado a la zona del noroeste en la que se ya estaban Asturias, León y Cantabria. En el proyecto también figura la contratación de personal, sobre todo, fichado de otras entidades.

Madrid es otra de las comunidades en las que quiere crecer y en las que considera que tiene poca presencia. De momento, tiene 138 sucursales, pero su idea es abrir en los próximos tres años otras 40 ó 50 oficinas más.

En esta territorial ocurre lo mismo que en el resto de las zonas que considera estratégicas. Si encuentra una oportunidad la estudiará. "El problema es que en Madrid no hay casi oportunidades", aseguran fuentes del banco.

Banco Ceiss podría ser una de estas oportunidades. Esta entidad cuenta con la red de sucursales de Caja España-Duero que hace más de un año traspasó al banco. Esta antigua caja de ahorros tenía una importante presencia en Madrid. Oliu, de hecho, ya ha comentado el interés de Sabadell por Ceiss, y solo espera que sea subastada si finalmente Unicaja no llega a un acuerdo con el FROB para su compra. En la subasta también participará la entidad malagueña. El plan para crecer en Madrid está más retrasado que el de Galicia.

Cada vez más lejos de Catalunya Banc

Banco Sabadell estudia en estos momentos si presenta o no oferta por Catalunya Banc. La fecha final para que la banca demuestre su interés por la caja catalana con una oferta no vinculante finaliza el próximo 28 de febrero. De momento, parece que la subasta no está despertando el interés que esperaba Economía ni el Banco de España. La falta de ayudas a través de un esquema de protección de activos (EPA) ha derivado en que el interés de Santander, BBVA y Sabadell se desinfle. Aunque los dos grandes bancos tienen la posibilidad, según apuntan algunas fuentes, de apuntarse un crédito fiscal si se adjudican Catalunya Banc, de hasta 5.000 millones de euros en los próximos años. De momento, está garantizado un mínimo de 1.600 millones, según afirman varias fuentes. De las tres posibles ofertas, es precisamente la de Banco Sabadell la que parece que más posibilidades tiene de caerse, reconocen fuentes del mercado. Este grupo presidido por Josep Oliu también quiere crecer en Estados Unidos y México, y aunque prefiere finalizar su expansión en España antes de diversificar su negocio en otros países, tiene previsto examinar el libro de venta de la filial de Bankia, City National Bank of Florida, aunque ello no le compromete a presentar una oferta.