La eurozona profundiza su recesión al final de 2012 arrastrada por Alemania