El saldo de préstamos descendió un 4,6%, hasta 298.664 millones

La banca redujo en enero su deuda con el BCE por quinto mes consecutivo

La banca española redujo su deuda con el Banco Central Europeo (BCE) un 4,6% en enero, hasta los 298.664 millones de euros. Supone el quinto descenso mensual consecutivo, después de haber acumulado 11 meses de subidas hasta el pasado agosto.

Escultura con el símbolo del euro frente a la sede del BCE en Fráncfort
Escultura con el símbolo del euro frente a la sede del BCE en Fráncfort

La deuda de las entidades financieras españolas con el BCE sigue reduciéndose. El pasado mes de enero descendió un 4,6% -en 14.445 millones- respecto a diciembre, hasta situarse en 298.664 millones de euros, con lo que encadena el quinto mes consecutivo de caídas, según los datos facilitados ayer por el Banco de España.

Las peticiones de financiación de la banca española al banco central alcanzaron su punto álgido el pasado mes de agosto, cuando las incertidumbres sobre el futuro del euro cerraron a cal y canto los mercados de capitales y obligaron a las entidades a acudir en tropel al BCE. Entonces, la deuda alcanzó el máximo de 388.736 millones de euros, tras once meses consecutivos de subidas, frente a los 69.918 millones de euros de préstamos acumulados en agosto de 2011.

La contundente actuación del presidente del BCE, Mario Draghi, al asegurar que haría todo lo necesario para salvaguardar la moneda única, supuso el punto de inflexión.

LTRO

De hecho, las cifras del pasado mes de enero aún no reflejan en su totalidad las devoluciones llevadas a cabo en la primera ventana abierta para reintegrar el dinero que tomaron prestado en la primera subasta LTRO (Long Term Refinancing Operation) de diciembre de 2011, por lo que es de esperar que los datos del pasado mes de febrero recojan un descenso aún mayor de la deuda con el BCE.

Durante esta ventana de la última semana de enero, 278 entidades, de un total de 523 que habían recibido préstamos, devolvieron un total de 137.200 millones de euros. A esta cantidad hay que sumarle otros cerca de 5.000 millones que se reintegraron en la primera semana de febrero.

El Banco Central Europeo no desglosó las cifras por países, aunque algunas entidades españolas aprovecharon las presentaciones de resultados anuales para indicar el importe que habían reintegrado.

Así, Santander aseguró que ya había devuelto 24.000 millones de euros, la totalidad que habían tomado prestada la red Santander y Banesto.

Por su parte, el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, afirmó que la entidad había reintegrado dos tercios de los 11.000 millones solicitados en la primera subasta. Cano añadió que, cuando se abriera la primera ventana para empezar a devolver la segunda subasta, BBVA tenía previsto haber alcanzado ya la mitad de todo el importe solicitado.

En el caso de CaixaBank la devolución ascendió a 4.500 millones de euros, Sabadell a 1.500 millones de euros y Banco Popular a 1.300 millones de euros.

Por último, Bankinter indicó que durante este año prevé devolver unos 1.500 millones de euros de los 9.500 millones de euros que tiene en préstamos del banco central.

En total, y según publicó el diario El País citando fuentes de Bruselas, los bancos españoles habrían devuelto en esta primera ronda unos 44.000 millones de euros, de los 260.000 millones solicitados.

Un 33% del total de la zona euro

A pesar de los descensos de los últimos cinco meses, las peticiones de financiación de la banca española al Banco Central Europeo suponen el 30,7% del total del sistema financiero de la zona del euro, ya que el volumen de préstamos conjunto asciende a 907.427 millones de euros. Esta cifra, no obstante, aumenta al 32,9% si se tienen en cuenta solo las apelaciones netas.

El cómputo total de la deuda con el BCE, sin embargo, se incrementó el pasado mes de enero un 2,64%, desde los 884.094 millones de euros en que cerró en diciembre de 2012, con lo que se rompió la tendencia bajista de los meses de noviembre y diciembre.

El año 2012 arrancó con 394.459 millones de euros de préstamos en el BCE. La cifra más baja se registró en febrero de ese ejercicio, periodo en el que las entidades financieras cerraron con una deuda de 322.045 millones de euros, y la más alta el pasado mes de octubre, con préstamos por importe de 885.514 millones de euros.