Representantes de perjudicados por los sellos cercan las oficinas de la administración concursal de Afinsa en Madrid

Afectados de Fórum y Afinsa: "¡Concursales, criminales!"

Unos doscientos afectados de Fórum y Afinsa han cercado las oficinas de la administración concursal de una de las empresas de sellos. Denuncian que los administradores nombrados por el juez llevan cobrados 12 millones mientras ellos no han recuperado nada siete años después de la intervención.

Protesta de los afectados de Fórum y Afinsa
Protesta de los afectados de Fórum y Afinsa

A las 11.30 de la mañana se ponía en marcha un pelotón de unas 200 personas, mayores, Lagasca calle arriba. El plan era subir a la quinta planta del número 88 y encerrarse en las oficinas que ahí tiene la administración concursal de Afinsa, la empresa de sellos intervenida, junto con Fórum Filatélico, en el año 2006. Al ver la que se le venía encima, el portero del inmueble ha tenido los suficientes reflejos como para cerrar las puertas que dan a las escaleras y parar los ascensores. Empleados y ciudadanos de Angola y Chile no han podido acceder a sus embajadas, situadas en el mismo edificio. Tampoco han podido hacerlo, durante algo menos de una hora, el equipo de Mercapital, la sociedad de capital riesgo española más conocida que también tiene ahí su sede en Madrid.

Una hora antes representantes y abogados de asociaciones de afectados de las empresas de sellos arengaban a más de 300 personas, la mayoría abuelos, en el salón de actos de un instituto cercano a las oficinas de la administración concursal de Afinsa. Los administradores concursales de las empresas de sellos han recibido 12 millones de euros en total, siete millones los de Afinsa y cinco los de Fórum "como poco", decían los portavoces de los afectados en un ambiente cada vez más caldeado. "¿No podemos colgarles?" preguntó en voz alta uno de los afectados presentes en el instituto. "Vamos a llevar a cabo una acción", anunció a los presentes uno de los portavoces. "Nos vamos a dividir en grupo y vamos a ir todos a un sitio que está a 10 minutos de aquí".

La rápida intervención del portero del inmueble no ha podido impedir que unos 100 afectados hayan logrado ocupar el hall de Lagasca 88, al grito de "¡concursales criminales!", tras haber parado durante unos minutos el tráfico. Una reducida intervención de la policía ha sido suficiente para desalojar, a las 12.30, el lugar.

En noviembre del pasado año este diario publicó alegaciones enviadas al juzgado que tramita el concurso de Afinsa por José Sánchez Robles, letrado de la Seguridad Social; José Manuel Herrero de Egaña, abogado del Estado que actúa en nombre de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT); y el despacho Osorio & Asociados. En ellas solicitan al juez que reduzca las retribuciones a la administración concursal.

El 5 de mayo de 2008 se fijó un retribución para la fase común del concurso de acreedores de Afinsa de 1,75 millones para cada uno de los administradores, en total 5,25 millones. Tras la fase común se abre la fase de liquidación, en la cual, según establece la ley, la retribución de cada uno de los administradores "será equivalente al 10% de la retribución aprobada para la fase común" durante cada uno de los primeros seis meses de la fase de liquidación. En consecuencia, los administradores concursales han devengado en ese periodo (desde noviembre de 2009 hasta abril de 2010) un total de 3,15 millones.

A partir del séptimo mes de la apertura de liquidación, la retribución de los administradores durante cada uno de los meses sucesivos es del 5% de la acordada en la fase común. Los 30 meses transcurridos entre mayo de 2010 y octubre de 2012 -el último mes contabilizado en su alegación por el abogado del Estado- suma 7,8 millones (5% de 175.120 euros por tres miembros durante 30 meses).

Así "las retribuciones devengadas hasta la fecha por los tres administradores concursales ascienden a 16,2 millones de euros", señala el abogado del Estado, que advierte que dicha cantidad se irá incrementando "durante el tiempo, cuya duración no puede preverse, en que se prolongue la fase de liquidación".

El pasivo de Afinsa suma 2.433,7 millones de euros. La Audiencia Nacional decidió la intervención de las empresas de sellos en mayo de 2006; desde entonces 400.000 clientes de las empresas esperan el inicio del juicio y recuperar algo del dinero que invirtieron.