El banquero llevará al Constitucional el fallo del Supremo sobre su indulto

El Banco de España determinará si Sáenz sigue en Banco Santander

El Banco de España determinará si el consejero delegado de Santander, Alfredo Sáenz, puede seguir ejerciendo sus funciones o no, una vez que el Supremo anuló ayer parte de los efectos administrativos del indulto que le concedió el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El Supremo estima que el Ejecutivo socialista se extralimitó en sus funciones al establecer que no le podía afectar ningún "impedimento para ejercer la actividad bancaria". Sáenz recurrirá la sentencia al Constitucional aunque la decisión del supervisor le dé la razón.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, tiene en sus manos la decisión de si el número dos del grupo Santander puede o no continuar ejerciendo sus funciones en el banco o en cualquier otra entidad financiera. El Gobierno ultima un proyecto de real decreto que modificará los requisitos de honorabilidad y buen gobierno de las entidades financieras a través de una normativa que refuerza las funciones del Banco de España para determinar si un directivo condenado puede seguir ejerciendo sus funciones en el sector bancario. De esta forma, el supervisor debe pronunciarse sobre si el hecho de que Sáenz tenga antecedentes penales le inhabilita o no para seguir en sus funciones.

Para realizar una valoración de idoneidad, Linde tendrá en cuenta, básicamente, la trayectoria de Sáenz, si existiera alguna condena por la comisión de delitos dolosos y la sanción por la comisión de infracciones administrativas, o la existencia de investigaciones relevantes y fundadas, tanto en el ámbito penal como administrativo.

El futuro real decreto, que es una transposición de las directrices de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y que los países de la UE están adaptando, fue sometido a consulta pública del 21 de enero hasta el pasado jueves. Ahora debe pasar por el Consejo de Estado para que emita su opinión, tras lo cual pasará a ser aprobada por Consejo de Ministros, lo que se espera para el mes de marzo marzo. La entrada en vigor de la nueva regulación resulta trascendental para el banquero tras la decisión de ayer del Tribunal Supremo.

La EBA emitió un documento en el que decía que pese a tener antecedentes penales, una persona podía seguir ejerciendo como banquero, base del futuro real decreto. Si la norma entra en vigor antes de que se publique la sentencia del Supremo -aún no se ha producido el escrito de la sentencia, solo la votación-, Sáenz podría seguir en su cargo si Linde así lo considera. Si se aprueba después sería más complicada justificar una decisión favorable al banquero, según fuentes financieras.

La sentencia está prevista que se publique entre 10 ó 30 días, una vez que ayer la sección Sexta de la Sala Contencioso-Administrativo del Supremo, por unanimidad de sus ocho magistrados, anuló la cancelación de antecedentes del indulto al banquero. Sea cuál sea la decisión del Banco de España, Sáenz recurrirá la sentencia del Supremo ante el Constitucional.

El Tribunal Supremo anuló los efectos administrativos -cancelación de antecedentes- del indulto concedido por Zapatero en noviembre de 2011, cuando ya se encontraba en funciones. Sáenz había sido condenado a tres meses de arresto e inhabilitación por denuncia falsa. El Alto Tribunal estima que el Gobierno socialista se excedió en la aplicación del indulto al pretender que la condena impuesta a Sáenz por un delito doloso no le afectara al serle aplicada la norma bancaria que le inhabilita para ser banquero.

Esta normativa impone el requisito legal de "honorabilidad", imprescindible para seguir ejerciendo como directivo del banco, según exigen las actuales directivas europeas y el Régimen Jurídico de Entidades de Crédito del Banco de España. El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, garantizó que los cambios que prepara el Ejecutivo en el reglamento de honorabilidad "no van a favor ni en contra de nadie".

La nueva norma

Proyecto de real decreto: "Concurre honorabilidad comercial y profesiona en quienes hayan venido mostrando una conducta personal comercial y profesional que no arroje dudas sobre su capacidad para desempeñar una diligente y prudente gestión de la entidad", dice el proyecto de real decreto.

Reputación: Fuentes del mercado recalcan la patata caliente que tiene ahora en sus manos el Banco de España. Pese a ello, consideran que lo lógico es que Alfredo Sáenz siga en Santander.

Orígenes de la causa: Se remontan a 1994, cuando Banesto (siendo Alfredo Sáenz su presidente) inició una agresiva estrategia de recuperación de créditos dudosos.