El G7 baraja pronunciarse sobre las divisas

Francia pide frenar la escalada del euro

El ministro de Finanzas, Pierre Moscovici, llega a la reunión del Eurogrupo con una petición clara: políticas coordinadas para acabar con la especulación en el mercado de divisas y lograr bajar la presión alcista sobre el euro. El G7 estaría barajando un comunicado para calmar el miedo a una guerra de divisas.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos y el ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, en una reunión en junio.
El ministro español de Economía, Luis de Guindos y el ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, en una reunión en junio.

"Los tipos de cambio no pueden estar sujetos a estados de ánimo o especulación," ha dicho el ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, a su llegada a la reunión en Bruselas. En principio, la reunión de los ministros de Finanzas de la UE estaba enfocada solamente a debatir (sin expectativas de llegar a una decisión final) sobre el rescate de Chipre y sobre cómo se activarán los rescates bancarios cuando esté unificada la situación financiera. Pero Francia ha puesto el acento sobre un tema de creciente actualidad.

"Pido un enfoque coordinado a nivel internacional que permita la estabilidad de los tipos de cambio, y tambén que estos tipos de cambio reflejen los fundamentos de las economías". En los últimos meses, el euro ha subido con fuerza respecto al dólar y, especialmente, respecto al yen, debido a las medidas de expansión monetarias tomadas por otros bancos centrales, en contraste con la relativa moderación del BCE.

El presidente francés, François Hollande, ya ha advertido en varias ocasiones de los riesgos para el crecimiento de esta evolución de los tipos de cambio, que debilitan la competitividad de los exportadores europeos. Incluso, la semana pasada, el presidente del BCE, Mario Dragh, tras advertir que los tipos de cambio no están en el mandato del BCE, sí apuntó que se mantendría muy vigilante al respecto. Tras sus palabras, el euro cayó con fuerza frente al dólar. No ha sucedido lo mismo hoy con la declaración de Moscovici, que ha pasado inadvertida por el mercado.

Posible reacción del G7

En todo caso, más allá de la reunión del Eurogrupo, la agencia Bloomberg informa hoy de que el G7 (Estados Unidos, Alemania, Japón, Reino Unido, Francia, Canadá e Italia) está barajando emitir un comunicado sobre la evolución de las divisas.

Según funcionarios citados por la agencia, los países tratarán de calmar los miedos a que la depreciación del yen y el dólar desemboque en una guerra de devaluaciones competitivas que introduzca inestabilidad en el mercado.

Así, se comprometerían a permitir que el mercado fije los tipos de cambio y a no intervenir a través de la política fiscal o mentaria. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha hablado abiertamente de hacer más agresiva la política monetaria nipona, algo que ha agudizado la fuerte caída del yen.

El G7 emitiría su comunicado, siempre según Bloomberg, antes de la reunión de los inistros de finanzas y de los banqueros centrales del G-20, que se reúne en Moscú el viernes y el sábado.