Las ayudas públicas motivarán el 27% de las operaciones

Uno de cada cuatro conductores comprará coche en 2013 por el PIVE 2

Las ayudas públicas motivarán que unos 40.000 conductores decidan comprar un coche en 2013, un 27% de las 146.000 operaciones que se podrán acoger al nuevo Plan PIVE 2, que entró en vigor el pasado 4 de febrero

Las ayudas públicas estimulan más las decisiones de compra de los conductores que las rebajas efectivas en los precios de los coches. Así, uno de cada cuatro conductores comprarán un vehículo en el primer semestre de 2013 motivados por las subvenciones del Plan PIVE 2, según los datos de la consultora MSI. Sin ellas, dice el sector, estas casi 40.000 operaciones no se hubieran realizado.

El estudio Forcar de la consultora concluye que, de las 146.000 solicitudes y matriculaciones que se realizarán en el marco de las ayudas del Plan PIVE 2, que entró en vigor el pasado 4 de febrero, unas 39.420 son "demanda añadida".

Este término se refiere a "usuarios que no tenían intención de comprar un coche o pensaban retrasarlo", explican desde la consultora, y que finalmente se deciden gracias a los anuncios gubernamentales. Suponen el 27% de las operaciones totales. El resto se hubieran realizado de todos modos, con o sin ayudas, aunque la subvención termina de afianzar la decisión de compra, dice el sector.

Las condiciones de este segundo plan PIVE mantiene a grandes rasgos los requisitos de la anterior convocatoria aunque duplica el presupuesto. Dedicarán a este impulso 150 millones de euros, frente a los 75 millones del primer plan. El Plan PIVE inicial entró en vigor el pasado 1 de octubre y caducó el 10 de enero. Implicaba una ayuda estatal de 1.000 euros para la compra de vehículos, de los segmentos Turismos y Vehículos Comerciales ligeros nuevos o usados con menos de un año, con cargo a los presupuestos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE).

Ayuda de las marcas

Además, las marcas debían aportar al menos otros 1.000 euros adicionales, el turismo debía cumplir una serie de requisitos de eficiencia energética y de menor contaminación y debía darse de baja un turismo con más de 12 años o un vehículo comercial ligero con más de 10 años.

Esta última condición ha cambiado, reduciéndose la antigüedad de los automóviles a entregar. Se pueden achatarrar turismos de 10 años de edad y comerciales con una antigüedad de 7 años. Además, ahora las ayudas están restringidas a la compra de vehículos nuevos, dejando fuera los usados de menos de un año. El mercado de coches usados ha crecido un 40% en el mes de enero de este año, según los datos de la patronal de concesionarios Faconauto.

En el informe, la consultora afirma que el plan "sólo impulsará la demanda de particulares". Su estimación, "en base a la información facilitada por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE, responsable de los fondos de los sucesivos planes PIVE)", es que en los meses de febrero y marzo, "habrá una demanda añadida de 4.892 matriculaciones". El Plan PIVE 2 supondrá aproximadamente una demanda añadida de 4.000 matriculaciones mensuales hasta su agotamiento, previsto para el próximo mes de junio. El primer plan tenía que haberse cerrado en marzo pero los fondos se agotaron en 59 días desde su entrada en vigor.