Turismo

Bienvenidas las escapadas de última hora

Las TIC aceleran la transformación del turismo español, que se adapta a los nuevos viajeros, mucho más activos e informados

La vida termina por poner a cada uno en su sitio. Este dicho muy bien podría aplicarse al turismo español, actualmente situado entre los principales destinos de élite del mundo. Ha llovido mucho desde que comenzaran a venir a España los turistas extranjeros solo en busca de la tumbona y los españoles viajaran exclusivamente al pueblo o Benidorm o, necesariamente, por negocios. Actualmente, España recibe cerca de 58 millones de extranjeros al año, cuenta con 1,8 millones de plazas hoteleras y sus ingresos por turismo superan los 57.000 millones de euros, un auténtico maná para la economía española.

La seguridad, el servicio sanitario, las infraestructuras, además de la modernización de la oferta turística, han convertido a España en "el balneario de la Unión Europea", recalca Rafael Gallego Nadal, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV). Una proeza que no se ha conseguido por arte de magia, sino gracias a una profunda transformación de toda la industria, que se ha acelerado en la última década debido a la tecnología y sobre todo a la llegada de internet.

El cliente siempre tiene razón y las nuevas necesidades de los turistas, ahora mucho más informados gracias a las tecnologías de la información (TIC), han sido un acicate de esta metamorfosis. Como explica Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), segmentos como el turismo cultural, el gastronómico, el deportivo, el de salud y bienestar o el de negocios, "que hace años eran una novedad", ahora son una prioridad, y los establecimientos hoteleros han tenido que adaptarse incluyendo servicios hace 35 años impensables, como el spa, los campos de golf, las salas de reuniones para congresos... Prueba de ello es que España está actualmente plagada de resort, y es que, como asegura Gallego, "el Caribe lo inventamos nosotros".

14,3 millones de personas al mes visitan los portales online en busca de viajes

La internacionalización primero y la especialización después han sido también consecuencias del nuevo escenario. Eduardo Moret, director general de la consultora Promotourist, afirma que cada vez es más frecuente encontrar hoteles para parejas con bebés, de todo incluido, para gays, lesbianas, etc. Incluso han surgido alianzas entre hoteles y marcas como Hoteles Pacha o Vueling. Sobra decir que a día de hoy cerca de 1.300 plazas de cadenas españolas están presentes en el Caribe, Hispanoamérica, en ciudades europeas, China y el sudeste asiático. Meliá, Barceló o Riu son algunos de los más destacados.

Igualmente, las TIC también han puesto patas arriba a las agencias de viajes. Hasta la entrada en la UE, los extranjeros venían a España con touroperadores europeos. Entonces los billetes se hacían a mano en las agencias a pie de calle. Ahora, como cuenta Natalia Frutos, directora general del departamento vacacional del grupo IAG7 Viajes, la posibilidad de que los turistas desde cualquier parte del mundo pueden imprimir los billetes electrónicos en la impresora, el smartphone o tableta y la inmediatez de la información han provocado, por un lado, la reestructuración del sector, acabando con casi el 40% de las agencias, y, por otro, la concentración en grandes grupos como Orizonia o Globalia, que abarcan todas las áreas de actividad, así como su modernización. Prueba de ello es que ahora el 50% del negocio de las agencias se hace a través de la red.

Se da la circunstancia de que las agencias tradicionales ahora tienen que convivir con multitud de agencias de viajes online (Rumbo, eDreams o Muchoviaje, entre otras) o con comparadores como Trivago o Booking, cuyo éxito está totalmente justificado, ya que "esta revolución permite precios más competitivos y ma_yor rapidez, porque se puede comprar desde casa, comparar la oferta y reservar a última hora, una práctica al alza", como asegura Mónica Martínez, portavoz de la agencia online Muchoviaje. No en vano, el último estudio de Nielsen recoge que 14,3 millones de españoles acuden cada mes a estos portales para buscar viajes, ofertas o simplemente informarse. Y es que, como indica Fabio Cannavale, presidente de Rumbo, uno de los portales más visitados, "hoy ya es difícil pensar en comprar un viaje por catálogo".

La nueva demanda también ha transformado de cabo a cabo los destinos turísticos. Además de su puesta a punto mediante planes de dinamización, han tenido que hacer una reformulación de los productos, en busca de experiencias, a años luz de los de antaño. Rutas del vino y gastronómicas, viajes de aventura y naturaleza, circuitos culturales, deportes náuticos, de nieve, pesca en ríos y captura de mejillones, así como el clásico sol y playa, son solo algunos ejemplos de la nueva oferta de los destinos, que además son mucho más sostenibles. A ello ha contribuido el nacimiento de los vuelos de bajo coste. "Se ha producido una democratización de los viajes", apunta Cannavale. "Miles de personas viajan en avión a ciudades europeas por poco más de lo que cuesta un billete de autobús entre ciudades vecinas". A su juicio, el turístico es uno de los sectores que más rápido ha asumido la "economía global".

Ahora el reto es solucionar otras asignaturas pendientes. Dinamizar el mercado doméstico -estancado por la crisis-, reformular los destinos de sol y playa y terminar de implantar las nuevas tecnologías en los negocios más pequeños son algunas de las más urgentes.

Los rusos, prendados de España

Hasta ahora, Reino Unido, Alemania y Francia son los principales emisores de turistas extranjeros a España, pero existen grandes perspectivas de crecimiento de países emergentes como Rusia, China, Brasil e India. En 2012, solo Rusia mandó a España casi 1,2 millones de turistas y este año se prevé un incremento del 30%.

La venta de viajes en la red, una práctica afianzada

EL HURARÁN INTERNET. La implantación de internet, hace apenas 15 años, y las redes sociales han dado un vuelco al sector turístico en España y a la forma de comercialización de los viajes. Las agencias tradicionales han perdido cuota frente a las digitales. Esto se demuestra con las visitas a los portales, según Nielsen: Rumbo, con 3,1 millones de usuarios cada mes; eDreams, con 2,7 millones de usuarios, y TripAdvisor o Atrápalo, con 1,7 millones. Para buscar hotel destacan Booking o Trivago, donde se recogen opiniones de los viajeros.

Las aerolíneas 'low cost' democratizan los viajes

VUELOS DE BAJO COSTE. El nacimiento de las aerolíneas de bajo coste abrió la brecha a un nuevo segmento de viajeros, de menor poder adquisitivo, que no utilizaban las compañías tradicionales. Esto significó un gran aumento del número de usuarios. Aunque al principio su negocio era solo online, más tarde empezaron a firmar acuerdos con las agencias para la venta de billetes. Su llegada ha obligado a la adaptación de las clásicas aerolíneas. Después de Iberia, la española Vueling, Ryanair y EasyJet son las más utilizadas.

España, el segundo país europeo en visitas y embarques

EL BOOM DE LOS CRUCEROS. Pasó de ser una actividad de élite para llegar a casi todos los bolsillos. En 2012, más de 700.000 españoles eligieron un crucero para pasar sus vacaciones, según asegura Virginia López, directora general de la consultora Cruises News Media Group. Además, España se ha convertido en el segundo país europeo en visitas y embarques (con el puerto de Barcelona a la cabeza), solo por detrás de Italia. Los muelles españoles han reportado 7,5 millones de pasajeros entre enero y noviembre de 2012, con datos del Ministerio de Fomento.

Capta más de 5,4 millones de extranjeros al año

TURISMO GASTRONâMICO. No necesita presentación, pero cocineros de la talla de Ferran Adrià o de Juan Mari Arzak han hecho mucho por la gastronomía española, un reclamo para 5,4 millones de turistas extranjeros. Franceses, ingleses, alemanes, italianos, nórdicos y ahora rusos y asiáticos o latinoamericanos son los más adeptos al turismo gastronómico. Los visitantes internacionales gastan en los restaurantes unos 7.500 millones al año, según el Instituto de Turismo de España.

La innovación, el eje del cambio hacia parajes sostenibles

DESTINOS INTELIGENTES. El concepto "destino inteligente" es lo más innovador en turismo actualmente. La mayoría de las comunidades autónomas trabajan a marchas forzadas para convertir sus localizaciones en inteligentes, donde la incorporación de la tecnología en su cadena de valor, el respeto por el medio ambiente y la innovación son sus principales aliados. Barcelona está considerada ya un destino inteligente y Cantabria y Navarra (Pamplona) van en la misma dirección.

El éxito de las estancias cortas pero más frecuentes

PRODUCTOS TURÍSTICOS. El nuevo perfil del turista ha revolucionado los productos turísticos. Las agencias de viajes, además de tener que adaptarse al nuevo canal de venta en la red, se han visto obligadas a refinar la oferta para avenirse a las nuevas necesidades de los consumidores, que ahora buscan vivir experiencias y hacen viajes más cortos pero más frecuentes. Las llamadas escapadas de salud y bienestar, de tres o cuatro días, son las más demandadas, junto a las enológicas y de naturaleza, y en invierno, por supuesto, las actividades en la nieve.