La inversión en el sector inmobiliario español cayó un 10%, hasta los 2.238 millones

Slim, Ortega y Villar Mir salvan el ejercicio inmobiliario 2012

La inversión en el sector inmobiliario español durante 2012 cayó prácticamente a niveles de 2003, hasta los 2.238 millones de euros, un 10% menos que en 2011, según datos de CB Richard Ellis. La cifra podría haber sido muy inferior si no fuera por Carlos Slim, Amancio Ortega y Villar Mir.

Las operaciones de inversión acometidas en el último trimestre de 2012 en el sector inmobiliario español maquillaron algo las malas cifras del año. Según datos de la consultora CB Richard Ellis, la inversión en el sector alcanzó los 2.238 millones de euros, un 10% menos que en 2011.

En el último trimestre del año se llevaron a cabo operaciones por 922 millones de euros. Destacan las efectuadas por dos de las mayores fortunas del mundo, las de Amancio Ortega, fundador de Inditex, y las del magnate mexicano Carlos Slim, propietario de America Movil.

Ortega adquirió el año pasado el local de la tienda Apple en Paseo de Gracia 1 de Barcelona por 80 millones de euros, y el edificio en Paseo de Gracia 56, por 53 millones. En las primeras semanas de 2013 se ha conocido la adquisición por parte de Amancio Ortega de la sede de BBVA en Barcelona, por cerca de 100 millones de euros, a través de su sociedad de inversión, Pontegadea.

Slim se hizo en diciembre con 439 inmuebles de La Caixa destinados a sucursales bancarias a través de su sociedad Inmobiliaria Carso, por 428,2 millones.

Entre las operaciones más relevantes del pasado año también destaca la venta del Complejo Canalejas, en el centro de Madrid, por parte de Santander al grupo Villar Mir, por 215 millones de euros. La venta fue comunicada por Santander el 21 de diciembre.

En noviembre de 2012 se comunicó otra operación representativa del año, la compra por parte del Bank of China de la sede de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, por 21,8 millones.

"La tendencia vivida durante el último trimestre seguirá en 2013 ya que los grandes fondos empiezan por fin a ver precios interesantes en España", indica Adolfo Ramírez-Escudero, consejero director general de Capital Markets, de CB Richard Ellis. "Tras tres trimestres de inactividad en 2012, el último ha arrojado una reactivación esperanzadora", añade. En opinión de Ramírez-Escudero durante 2013 habrá "más operaciones y más grandes en el inmobiliario que en 2012".

Casi la mitad del capital invertido en el sector inmobiliario español el pasado año, un 46%, procedió del exterior, "poniendo de manifiesto el cambio de tendencia y de percepción de la economía española", según el informe de CB Richard Ellis.

Los datos macroeconómicos "han condicionado la inversión durante todo el año y en los nueve primeros meses ha pesado más la incertidumbre en cuanto a una ruptura del euro así como la elevada prima de riesgo", señala el informe de la consultora. "No obstante, tras el compromiso del BCE en septiembre de comprar deuda de países con problemas y la relajación del riesgo-país, los inversores abandonaron su estrategia de cautela, cerrando numerosas operaciones tras la corrección en precios y rentas del resto del año".

Las operaciones de inversión en el sector inmobiliario español se incrementaron un 58% en 2012 hasta 104 transacciones, frente a las 66 del año anterior.

A nivel europeo, la inversión en el sector inmobiliario alcanzó 120.400 millones de euros el pasado año, manteniendo prácticamente el mismo nivel que el año anterior, cuando fue de 120.300 millones de euros. "Las perspectivas para 2013 han mejorado gracias a la decreciente incertidumbre sobre el futuro del euro, la recuperación de la economía china y el alejamiento del llamado precipicio fiscal en Estados Unidos", dice CB Richard Ellis en su informe.

Pendientes de Reyal y Sareb

La atención del sector inmobiliario español durante los dos primeros meses del año se centra sobre Reyal Urbis y la Sareb.

La inmobiliaria presidida por Rafael Santamaría negocia un convenio con sus acreedores que evite la entrada en concurso del grupo, con más de 4.000 millones de euros. La compañía está tratando de desprenderse de activos para eludir la medida.

Está previsto que antes de que finalice el mes Reyal Urbis alcance un acuerdo con los bancos acreedores o presente su entrada en concurso de acreedores. Se trataría del segundo mayor concurso empresarial en España, tras el de Martinsa Fadesa, que se declaró en concurso en julio de 2008 con 7.000 millones de deuda.

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), inició ayer la venta de activos inmobiliarios procedentes de las entidades nacionalizadas.

Bankia Habitat, la sociedad inmobiliaria del Grupo BFA-Bankia, puso ayer a la venta 13.000 activos inmobiliarios de Sareb.

La Sareb recibió el pasado 31 de diciembre los activos inmobiliarios de las cuatro entidades nacionalizadas (BFA-Bankia, Banco de Valencia, CatalunyaBanc y NCG Banco) de acuerdo con los planes de reestructuración aprobados por la Comisión Europea el pasado 28 de noviembre. En total, estas entidades han traspasado a Sareb activos por 36.695 millones de euros.