Buen gobierno

Millward Brown explora vías para acceder al mercado laboral

La consultora Millward Brown ha llevado a cabo un estudio, 'Por y para el empleo, entre más de 1.200 pymes y autónomos y más de 1.400 desempleados para detectar las necesidades concretas o las dificultades que encuentran a la hora de contratar o de buscar empleo.

Los datos del cuarto trimestre de la encuesta de población activa (EPA) son demoledores. En España se sigue destruyendo empleo, lo que ha elevado la tasa de paro a un nivel nunca visto, el 26,02%, hasta llegar a los 5.965.400 desempleados. A la espera de un posible pacto de Estado por el empleo que logre dar un giro a la situación, no faltan iniciativas privadas encaminadas a la creación de empleo. Como Por y para el empleo, el proyecto desarrollado por Millward Brown, una de las principales compañías del mundo en estudios de mercado (es parte de Kantar, la división de información y asesoramiento de WWP).

La consultora ha realizado una encuesta entre pymes, autónomos y desempleados, durante casi mes y medio, diseñada en base a un cuestionario con preguntas abiertas y cerradas a través de internet y de los canales de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), a la que pertenece. Así han podido extraer conclusiones derivadas de preguntar por la realidad diaria a la que se enfrenta una pyme o un autónomo a la hora de contratar y, por otro lado, detectar qué necesidades concretas o cuáles son las principales dificultades que encuentra un desempleado cuando busca un trabajo. En el estudio han participado más de 1.400 desempleados y más de 1.200 pymes y autónomos.

Con el proyecto Por y para el empleo, la consultora ha querido "trasladar al mundo laboral su amplia experiencia", asegura Adolfo Fernández, director de clientes de la oficina de Madrid de Millward Brown. "Haciendo lo que sabemos hacer, que es entrevistas e investigar y analizar información para sacar conclusiones, hemos pedido opinión para conocer más sobre el desempleo, sobre acciones que podrían ayudar a generar empleo", explica.

La encuesta ha estado estructurada en dos grupos: pymes y autónomos por un lado -"porque son los protagonistas del tejido empresarial en España"- y desempleados, por otro. Desde la óptica de los empleadores, se pretende conocer las principales razones por las que las empresas no se plantean contratar y aquellas posibles soluciones que les animarían a hacerlo. "Queríamos explorar la hipótesis que teníamos de que en España hay una parte del tejido empresarial a la que no le va mal y que no contrata por un bajo estímulo a hacerlo. Tenemos un 39% de empresas que están igual o mejor que el año pasado pero sufren un bloqueo un poco psicológico a no contratar por si acaso, por ver qué va a pasar, por si esto se va a torcer", relata el director de clientes de Millward Brown en Madrid. "Y la hemos confirmado", asegura.

"Lo que hemos querido ha sido entender qué necesitarían para dar ese saltito", apostilla. Así las pymes solicitan incentivos económicos (un 61% de ellas), mayor flexibilidad de contratación (48%), acceso a créditos en buenas condiciones (37%), así como asesoría profesional y ayuda para profesionalizar la compañía, entre otras demandas.

Por el lado de los desempleados, se ha explorado cómo han llegado a esa situación, cuánto tiempo llevan en ella, qué necesitan, qué estarían dispuestos a hacer para conseguir un trabajo. Además, cuestiones relativas a la movilidad geográfica, flexibilidad horaria, formación y reciclaje, cambios o movimientos de sector... "Nos imaginábamos que la gente estaba dispuesta a cualquier cosa, y así es, lo que están demandando es una oportunidad, sea como sea", afirma Adolfo Fernández.

El informe concluye que la gente está abierta a aceptar contratos de corta duración (un 77% de los encuestados), un 76% aceptaría un puesto de trabajo no relacionado con su formación, mientras que el 74% estaría dispuesto a formarse en otro oficio o profesión. Solo un 56% de ellos se movería geográficamente. También piden bolsas de trabajo más efectivas, con ofertas reales y únicamente dirigidas a desempleados (66%), así como recibir formación, sobre todo en idiomas (63%).

"Sabemos que es una iniciativa modesta. Ahora se trata de que alguien recoja el guante", señala Fernández.

Confianza

La consultora realiza para sus más de 300 empresas clientes en España la encuesta Perspectivas de consumo (ahora trimestral, antes mensual). Un informe que ha venido revelando el deterioro de la confianza que los consumidores tienen de la recuperación económica. Por eso, "decidimos intentar cambiar el paso. Incorporar acciones que trabajen en la otra dirección, en mostrar ejemplos concretos de marcas que están haciendo las cosas bien y que les están funcionando y obteniendo buenos resultados, para generar confianza", argumenta Adolfo Fernández.