España

Camino de los destinos inteligentes

El turismo temático y una mayor presencia en la red lideran la oferta turística de 2013

Los destinos turísticos españoles llevan años devanándose los sesos para elevar su caché, ser más competitivos y captar más turistas. Paquetes temáticos; rutas urbanas, de naturaleza y gastronómicas que aportan experiencias; especialización en la planta hotelera (solo adultos, singles, con mascota, etc.), y una mayor presencia en internet y las redes sociales son, a juicio de Eduardo Moret, director general de la consultora Promotourist, las principales apuestas de las comunidades autónomas para seducir al turismo extranjero y dinamizar, sobre todo, al doméstico, estancado debido a la crisis. Un camino que ha permitido la llegada de los "destinos turísticos inteligentes", un nuevo concepto donde la innovación, el respeto por el medio ambiente y la incorporación de la tecnología en toda la cadena de la actividad hace más sostenibles y competitivos los destinos. Barcelona, Cantabria y Navarra van en esa dirección.

Todo para adaptarse a los nuevos turistas, sobre todo españoles, que hacen escapadas más cortas (ocho días) al tener menor dinero, reservan a última hora y buscan vivir experiencias, como explica Mónica Martínez, portavoz de Muchoviaje.com. Una situación que ha provocado que los destinos de la geografía española cobren más fuerza; de hecho, Canarias y Baleares, además de otros puntos de la costa, se perfilan como los lugares preferidos para 2013, según han detectado en Vibo Viajes.

Cantabria es una de las comunidades que pretende convertirse en un destino inteligente, aunando en un catálogo de aplicaciones y medios sociales sus productos y eventos. Con diez cuevas Patrimonio de la Humanidad (Altamira y El Soplao entre ellas) y otros atractivos naturales como el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, esta región ha creado, el hashtag #Disfruta Cantabria# para fortalecer el turismo de naturaleza, cultural, familiar y gastronómico.

La comunidad gallega llega al certamen con una oferta temática. Sus paquetes permitirán a los viajeros explorar el corazón de la Galicia mágica, los santuarios del océano Atlántico así como San Andrés de Teixido, el patrimonio cultural (secretos del Miño, el románico de Ribeiro y las piedras sagradas de la Costa da Morte), las playas de azúcar (entre Ferrol y Cedeira), la isla virgen de la Sirena o hacer la ruta del mejillón (en la ría de Arousa). La región, además, cuenta con itinerarios para descubrir el hechizo del Camino de Santiago, uno de sus principales reclamos.

El señuelo del patrimonio y la naturaleza

Andalucía se ha propuesto ser algo más que un destino de sol y playa, aunque cuenta con más de 800 kilómetros de costa entre el Mediterráneo y el Atlántico. Con una veintena de parques naturales y un 18% de territorio protegido, esta comunidad llega a Fitur con una amplia oferta en turismo rural, cultural, golf, gastronomía, salud y belleza. Lugares emblemáticos como la Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba; las ciudades de æscaron;beda y Baeza, en Jaén (Patrimonio de la Humanidad), o localidades como Arcos de la Frontera (Cádiz) o Ronda (Málaga) son solo algunos reclamos culturales de esta región, que acoge anualmente a 7,5 millones de extranjeros. El turismo de congresos es otra de sus apuestas.

Más de un millón de viajeros recibe cada año Navarra, con la calidad, la sostenibilidad y la innovación como principales ejes. Estructurada en las áreas de naturaleza, cultural, patrimonio y gastronomía, su oferta pone el acento en la naturaleza, un imán para los visitantes.

La Diputación Foral de Vizcaya está en pleno proceso de adaptación de los productos de sus bloques temáticos -costa, naturaleza y metrópoli- a la nueva demanda. Este destino, que cuenta en Bilbao con el reclamo más internacional, el Museo Guggenheim, trabaja en un nuevo planificador de viajes para que los turistas, desde sus casas, puedan comprar sus productos a través de la red.