Desgravaciones fiscales y aportación de 30 millones

El Gobierno aprueba la creación de un consorcio para Barcelona 'Capital Mundial del Móvil'

El Estado, la Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona y la Fundación Barcelona Mobile World Capital son las cuatro patas de este consorcio, acontecimiento que al estar recogido como de interés general en los Presupuestos, se beneficia de numerosas ventajas fiscales.

Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un acuerdo para la creación del consorcio 'Barcelona capital mundial del móvil', un convenio de colaboración entre la Administración General del Estado, la Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona y la Fundación Barcelona Mobile World Capital, según ha informado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta ha recordado en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Gobierno aportará un total de 30 millones de euros en el periodo 2012 a 2018 a este proyecto y ha puntualizado que la capitalidad mundial del móvil tendrá un impacto sobre la economía española y catalana de cerca de 3.500 millones de euros, por lo que los retornos son evidentes.

Santamaría ha explicado que con la creación de este consorcio el Gobierno cumple con un compromiso adquirido con los participantes, además de dotar de una herramienta adecuada para el desarrollo del congreso y de las tareas que implican convertir a Barcelona en capital mundial del móvil, como son, entre otras, exenciones fiscales a las empresas que participen en este proyecto.

En este sentido, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que adelantó este jueves la información durante la inauguración de la sede madrileña de la Fundación Barcelona Mobile World Capital, explicó que estos beneficios están relacionados con el impuesto sobre sociedades, además de exenciones en el IRPF, en el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y en el Impuesto sobre actividades económicas.

"Todos estas exenciones son posibles gracias a la declaración, en la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), del Mobile World Congress como un acontecimiento excepcional, que lo es, y de interés público", precisó Soria.

Por su parte, el director general de Barcelona Mobile World Capital, Ginés Alarcón, explicó que las empresas, no sólo del sector tecnológico, que den apoyo económico a este proyecto podrán beneficiarse de desgravación fiscal en sus impuestos si incluyen en sus soportes publicitarios la marca Mobile World Capital Barcelona. "Podrán deducir hasta un 90% del importe que hayan donado", apuntó.

La asociación que agrupa a las principales empresas del sector móvil y organiza el Mobile World Congress (MWC), GSMA, eligió a Barcelona como Mobile World Capital para el periodo 2012-2018.