Clipyoo vende vídeos en la red gracias a Wayra

Esta 'start-up' lanza su plataforma de imágenes de recurso con el apoyo de Telefónica

La economía de internet sigue moviéndose y dando nuevas ideas de negocio inexistentes hasta ahora. Es el caso de la visión empresarial que tuvieron cuatro emprendedores para montar Clipyoo, una plataforma web que comercializa pequeños vídeos de ocho a doce segundos para empresas, productoras o particulares que necesiten imágenes sobre alguna temática. Todo muy sencillo, con un clic y un pago se guardan los fotogramas.

Esta compañía tiene la particularidad de haber nacido y crecido bajo el paraguas de Wayra, la aceleradora de empresas que Telefónica lanzó el pasado año. De hecho, reciben a este periódico en las modernas instalaciones de esta incubadora. Paredes negras donde se escribe en tiza, sofás, videojuegos, un saco de boxeo, mesa de ping pong, todo con un estilo desenfadado (y de diseño). Durante ocho meses, estos emprendedores utilizaron las instalaciones para lanzar su proyecto. "Telefónica ha sido un revulsivo muy importante", reconoce David de Miguel, uno de los socios, que atiende a la entrevista por videoconferencia desde Londres, donde ha acudido a buscar financiación. "Nos ha abierto las puertas a nuevos inversores y países, como Reino Unido". "La operadora también entró en el capital con un 10% y nos ha dado mucha visibilidad, asesorado en muchos temas, dado un soporte en la I+D y hemos buscado sinergías con las propias actividades de Telefónica", añade Enrique Álvarez, otro de los fundadores, quien posee un background en publicidad y proyectos tecnológicos.

La idea surgió de una experiencia previa de David en un productora audiovisual. Allí vio que se grababan horas y horas de cintas, aunque luego no se utilizaba más de un 10% del material. "Siempre oí quejarse a los compañeros de por qué no había una base de datos que se pudiese compartir para obtener ciertas imágenes". Así que hace año y medio se lanzaron a ejecutar la idea de vender los vídeos gracias a internet.

"Telefónica digitalizó el archivo de TVE. Ahí podríamos tener algún papel", dice Álvarez

"Hasta ahora solo había tres formas de obtener esas imágenes de recurso. Grabarlas, comprarlas [y son muy caras], o subcontratarlas", explica De Miguel. Su idea fue la de compartir en la red, un crowdsourcing de imágenes. Cualquiera que tenga unas secuencias cortas de buena calidad puede subirlas y esperar que alguien las compre.

Clipyoo no compra los vídeos, solo pone la plataforma y a cambio se lleva una comisión de hasta el 50%. Desde el mes pasado está operativa la web. Han comenzado con imágenes de una productora y de unos pocos freelances, que ya se han animado. Los clientes típicos serán televisiones, medios de comunicación, productoras, diseñadores web, agencias de publicidad, grandes empresas que realizan vídeos corporativos o incluso particulares. El uso está pensado para intercalar estos recursos cortos en otras películas.

Los contenidos son muy diversos desde ciudades, naturaleza o hasta "gente haciendo cosas", cortinillas abstractas o "incluso nos han cargado un vídeo de un entrenamiento del Real Madrid", cuenta Álvarez. Quien suba los vídeos debe garantizar que tiene los derechos de propiedad.

El precio es fijo: 59 euros para clips en alta resolución y 4,9 euros en baja (por ejemplo para las versiones online).

En la actualidad tienen competidores como Getty Images o la alemana Clipdealer que ya ofrecen estos servicios. "Con Getty te cuesta 10 veces más y tienes que cumplir muchos requisitos respecto al uso que vas a hacer de las imágenes. Nosotros hemos ido al modelo Apple: sencillez, calidad profesional y facilidad de uso porque con un solo clic te lo bajas", dice Álvarez. Además, cree que ellos pueden ofrecer recursos más locales para el mercado europeo. "En otros sitios encontrarás imágenes del Cañón del Colorado y niños rubios para anuncios. En nuestra web podrá estar La Giralda de Sevilla y gente con fenotipos que se adapten más a la realidad europea".

Sus previsiones para 2013 es que cuenten con alrededor de 15.000 descargas, un millón de euros de facturación y 100.000 euros de pérdidas. Sin embargo, para 2014 son más optimistas: de 120 a 150 descargas diarias y duplicar los ingresos. La tarta a repartir es grande. El mercado español de producción de recursos mueve alrededor de 1.700 millones de euros, según la Fapae, la patronal de las productoras.

Para este año y 2014 van a expandirse en países como Reino Unido, Francia, Alemania e Italia, donde se darán a conocer a productoras y freelances, en gran parte de la mano de Telefónica, Mediaset y de excolegas del mundo audiovisual. Aunque también están al acecho de otros posibles negocios en España. "Telefónica ha digitalizado el archivo de TVE y creo que ahí podríamos tener algún papel respecto a unos vídeos a los que no se está sacando provecho", cuenta Álvarez.

En busca de nuevos inversores

Los cuatro socios invirtieron 10.000 euros cada uno en el proyecto. Más tarde se sumaron otros 40.000 de Wayra en una ampliación de capital. Y gracias a la incubadora de Telefónica han conseguido dos créditos de 50.000 euros, uno de la empresa pública Enisa y otro de una institución financiera. Pero el proyecto sigue necesitando socios. A final de año quieren cerrar una ronda de financiación de 300.000 euros y otro medio millón en 2014.