El beneficio operativo crecerá el 72% en 2012, según la empresa

Los dispositivos inteligentes encaminan a Samsung a resultados récord en 2012

Samsung Electronics anunció hoy en su previsión de resultados de 2012 que espera máximos históricos tanto en beneficio operativo como en ventas, récords que los analistas atribuyen al éxito de los smartphones" y phablets (mezcla de teléfonos y tabletas) del gigante surcoreano.

La compañía estimó un beneficio operativo de 29,01 billones de wones (20.800 millones de euros) para 2012, un 78% más que el año anterior, en el que la cifra alcanzó los 16,25 billones de wones (unos 11.600 millones de euros). Samsung, mayor firma tecnológica del mundo por volumen de ventas, prevé haber comercializado en el año recién concluido productos por valor de 201,05 billones de wones (unos 144.000 millones de euros), en torno a un 21% más en comparación con los 165 billones de wones (118.000 millones de euros) de 2011.

Los datos provisionales de hoy también revelan un nuevo máximo histórico trimestral en el tramo octubre-diciembre de 2012, que el fabricante de Suwon habría cerrado con un beneficio operativo de 8,8 billones de wones (6.302 millones de euros).

La cifra del pasado trimestre supondría un incremento del 88,8% en términos interanuales y un avance del 9,2 por ciento con respecto al trimestre julio-septiembre, en el que el beneficio operativo de la multinacional ya había batido su anterior récord al registrar 8,06 billones de wones (unos 5.770 millones de euros).

"Las fuertes ventas del "smartphone" Samsung Galaxy S3 y el "phablet" Galaxy Note 2 ayudaron a compensar factores negativos, como el aumento en los costes de comercialización del cuarto trimestre", indicó el analista surcoreano Byun Han-joon, de la consultora KB Investment & Securities, a la agencia Yonhap.

La serie Galaxy Note, de la que se han vendido más de 15 millones de unidades, es la línea de "phablets" (contracción en inglés de "smartphone" y tableta electrónica) más exitosa hasta la fecha.

Samsung Electronics prevé para el período octubre-diciembre de 2012 ventas por valor de 56 billones de wones (unos 40.100 millones de euros), un incremento del 18,4 por ciento en términos interanuales y un 7,3 por ciento más que el trimestre anterior.

Samsung habría vendido los últimos tres meses del año pasado un total de 110,5 millones de dispositivos móviles y, de ellos, 63 millones de "smartphones", según cálculos del analista de KB Investment & Securities.

El gigante asiático de la electrónica recordó que los datos publicados hoy corresponden solo a estimaciones y que los definitivos podrán conocerse a finales de enero.

Samsung Electronics no publicó hoy su beneficio neto estimado ni detalles sobre los factores que habrían influido en el que sería el mejor resultado de su historia en términos de beneficio operativo, al tiempo que omitió los datos desglosados de cada una de sus unidades de negocio.

La consultora surcoreana KBD Daewoo Securities calcula que la división de tecnologías de la información (TI) y móviles de Samsung habría aportado dos terceras partes de su beneficio operativo del cuarto trimestre con 5,9 billones de wones (aproximadamente 4.200 millones de euros).

Por su parte, la unidad de semiconductores habría registrado un beneficio operativo de 1,6 billones de wones (1.140 millones de euros), seguida por la de pantallas con 1,2 billones de wones (859 millones) y la de electrónica de consumo con 400.000 millones de wones (286 millones), según datos de esta consultora.

De cara al futuro, los analistas surcoreanos estiman, en general, que Samsung Electronics conservará en 2013 sus prolíficos resultados, aunque advierten de que la ausencia de un nuevo "smartphone" en el mercado podría limitar los beneficios y ventas en el primer trimestre del año.

En todo caso, los expertos creen que las previsibles llegadas en 2013 del smartphone Galaxy S4 y el phablet Galaxy Note 3, unidas a la mayor oferta de productos de Samsung en todos los segmentos, permitirán a la firma surcoreana ampliar su ventaja en ventas este año respecto a su principal competidor, la estadounidense Apple.