Para los más variados gustos, intereses, tendencias y valores

La empatía también cotiza. Las gestoras añaden a su oferta más estándar fondos temáticos, híper especializados o de gestión innovadora que atraigan al inversor

Harto de la deuda, los bonos, el yuan o la renta variable global? ¿Le atrae más el lujo, el talento, el vino, la sostenibilidad o los valores éticos? El sector de la inversión tira de imaginación para ofrecer en estos tiempos de incertidumbre una increíble variedad de productos destinados a atraer el interés y, por supuesto, el dinero de los inversores. Aquí tiene un repaso a fondos de inversión poco vistos y que se comercializan en España, aquellos que se alejan del al uso para apostar por sectores curiosos, activos diferentes a las acciones o los bonos o productos ultra especializados por la estrategia de inversión que utilizan.

"A diferencia del resto de Europa, los inversores españoles no están muy familiarizados con este tipo de producto, por lo que la demanda de los mismos no es muy elevada", reconoce Javier Monjardín, director de análisis de Tressis. De hecho, este tipo de demanda viene, según Paula Mercado, directora de análisis de VDOS, "de la mano de inversores con un grado de exigencia y de conocimiento financiero superior a la media". En cuanto a las rentabilidades, "por norma general estas son más que aceptables", si bien "suelen registrar unas volatilidades superiores al índice mundial de renta variable", advierte el experto de la sociedad de valores.

La particularidad del M&G Dynamic Allocation Fund está en cómo se invierte, ya que los gestores se guían por el análisis de las emociones humanas y la forma en la que estas pueden influir en los mercados. Y es que, según sus responsables, una proporción considerable de los movimientos del mercado se basa en las emociones humanas en lugar de en las características fundamentales de una inversión. La behavioural finance (finanzas conductuales) detecta que "esta verdad incómoda" está en el centro de la inversión, y trasladan el punto de mira a los factores que motivan el comportamiento del inversor y los utilizan para tomar decisiones positivas. No obstante, "se mantiene siempre el interés en los factores que afectan a las valoraciones, intentando abstraerse del ruido que provocan los cambios bruscos de sentimiento de mercado en los inversores", explica Ignacio Rodríguez, director de ventas de M&G Investments para España, Portugal y América Latina.

"Por norma general, la rentabilidad de este tipo de productos es más que aceptable, si bien suelen registrar volatilidades superiores", según Tressis

También cuestiones teóricamente subjetivas rigen el Gesconsult Talento, un fondo de fondos mixto de renta variable que asesora Inversis Banco y que se centra en invertir exclusivamente en el mejor talento nacional e internacional dentro del mundo de la inversión, seleccionando los productos de los mejores gestores con sesgo global o europeo. "El lanzamiento de este fondo constituye una apuesta por la gestión personalizada y especializada, una nueva tendencia que cobra fuerza en el sector, contrapuesta a la gestión masiva que suponen los productos estrella de las grandes gestoras", indican en Inversis Banco.

"El crecimiento de la población y de las ciudades, y sobre todo la aparición de una clase media, va a tener importantes consecuencias en determinadas bienes y servicios", señala Carlos Costales, responsable de ventas institucionales en España de Swiss & Global Asset Management, gestora de Julius Baer, respecto a las economías emergentes. "El sector energético, agricultura (van a poder comer más carne), salud (van a tener más acceso a medicamentos) y el sector de los bienes de lujo son tendencias que van a durar años", explica. Para aprovechar esa tendencia en las economías emergentes, recomiendan el JB Agriculture, que invierte en empresas relacionadas con la agricultura; el JB Energy Transition, que lo hace en toda la cadena de valor del sector energético, y el JB Luxury Brand, que invierte en empresas relacionadas con el lujo (Louis Vuitton, Nike, Rolex...).

No obstante, Silvia Pazos Vázquez, ejecutiva financiera de Aspain 11 EAFI, advierte que este tipo de inversión en productos diferentes "es difícil de asimilar por un perfil acostumbrado a inversión tradicional en fondos, ya que en muchas ocasiones está muy relacionado a las modas o tendencias", por lo que recomienda que el interesado "sea consciente y conocedor de forma pormenorizada de la política de inversión, liquidez y patrimonio de este tipo de activos antes de encaminarse a la inversión".

Precisamente captar las tendencias temáticas fue el objetivo que llevó a sus responsables a lanzar en noviembre de 2008 el Pictet Global Megatrends Selection, que agrupa en un solo vehículo inversiones en acciones globales, con componentes de crecimiento y valor, en sectores como la biotecnología, genéricos, digitalización, seguridad, agua, madera y agricultura, energías limpias y marcas de gama alta. "En el entorno actual, la inversión temática puede proporcionar crecimiento no ligado al ciclo de manera diversificada", cree Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM en Iberia y Latam.

Otro tema cada vez más presente en el portafolio de las gestoras son los cambios demográficos y sus repercusiones. El Schroder ISF Global Demographic Opportunities invierte principalmente en valores de renta variable que puedan beneficiarse de las repercusiones económicas positivas de las tendencias demográficas de la economía mundial y las empresas de todo el orbe, como el envejecimiento de la población y las nuevas tendencias industriales y de consumo.

En cuanto al Fidelity Funds Global Demographics Fund, que se ha lanzado hace solo unos meses, se centra en tendencias demográficas como el crecimiento, la aparición de nuevas clases medias y el envejecimiento de la población. Su gestora, Hilary Natoff, está convencida de que "las dinámicas demográficas son las fuerzas más poderosas que veremos en nuestras vidas como profesionales de la inversión y queremos invertir en los valores que más tienen que ganar con ello".

Pioneer, por su parte, destaca por su original gestión el Pioneer Funds-Multi Asset Real Return, un fondo multiactivos que invierte en cualquier tipo de activo, renta fija, renta variable, commodities, etc., de forma absolutamente flexible, sin tener ninguna clase limitada. "Un enfoque multiactivo es la clave, ya que ninguna clase de activo es capaz de dar la mejor rentabilidad en cualquier ciclo de mercado consistentemente", creen.

En cuanto al Axa WF Framlington Europe Opportunities, es un fondo de renta variable europea que invierte en sociedades susceptibles de ser objeto de una opa, pero también valorando los datos fundamentales de la compañía. Para su responsable, Herve Mangin, "invertir en empresas que deciden deshacerse de los activos ineficientes para centrarse en las actividades centrales y comprar grupos que son presas atractivas para grandes predadores en búsqueda de crecimiento debería ser un buen apoyo para la rentabilidad; sin embargo, resulta fundamental seleccionar solo títulos que cuenten con el respaldo de sólidos fundamentales y que no estén muy caros".

Otro fondo curioso que se puede encontrar en el mercado español es el BB Entrepreneur Fund. La característica principal del producto es que invierte en empresas europeas cotizadas gestionadas por sus propietarios. "Se trata de negocios familiares que cuentan con un plan de negocio sólido a largo plazo, gestión empresarial estable y un balance de resultados conservador. Para nosotros, un entrepreneur es un líder en un área de negocio especializada y es capaz de conseguir beneficios a nivel mundial, por lo tanto no depende demasiado de la recuperación de Europa", asegura Markus Heer, socio de Bellevue AM.

Probablemente usted sea de los que piensan que cualquier precavido inversor debe huir de la volatilidad como de la peste; no obstante, hay productos que consiguen beneficiarse de ella. En Amundi, por ejemplo, creen en las oportunidades que puede ofrecer el Amundi Funds Absolute Volatility Euro Equities o el Amundi Funds Absolute Volatility World Equities. "Tradicionalmente se ha considerado como una medida de riesgo. Pero estos fondos buscan beneficiarse de la volatilidad invirtiendo en la misma como una clase de activos más", aseguran. También desde Natixis Global Asset Management (NGAM), su directora general para Iberia, Sophie del Campo, destaca el Seeyond Volatility Actions, ya que "el entorno es muy favorable para este tipo de estrategias de retorno absoluto que encajan perfectamente para el inversor que busque no asumir una volatilidad muy alta".

Asimismo es preciso mencionar productos que hace tiempo brillaban por su originalidad y hoy son cada vez más comunes gracias a su demostrado buen funcionamiento. Es el caso de los fondos que invierten en economías florecientes. El Banco Popular, por ejemplo, decidió crear el Eurovalor Emergentes Empresas Europeas para conseguir unas rentabilidades similares a las que pueden obtenerse si se invirtiera en estos mercados, pero con las ventajas de hacerlo en empresas de mercados desarrollados cuyas ventas o beneficios vengan principalmente de estos países.

Desde la cepa a su cartera de inversión

Más español no puede ser. El March Vini Catena es el primer fondo que invierte en compañías cotizadas vinculadas a la cadena de valor del vino, desde la elaboración y producción hasta la logística y comercialización, por lo que puede invertir tanto en valores del sector agrario como en empresas embotelladoras, bodegas, logística, etcétera. El fondo creado por March Gestión cuenta con más de 53 millones de euros bajo gestión y su rentabilidad es del 10,24% anual y del 28% a tres años.

Desde su lanzamiento tiene el apoyo de un consejo asesor independiente compuesto por expertos representantes del mundo del vino, con el objetivo de identificar nuevas tendencias de consumo, producción, innovación y tecnología que pueden convertirse en oportunidades de inversión.

Cuando la rentabilidad cuenta pero no va sola

La inversión socialmente responsable (ISR) poco a poco va ganando adeptos en nuestro país, una tendencia que empezó hace años y que recientemente se ha reactivado en parte gracias a que dos grandes entidades se han animado a lanzar productos que miran más allá de la rentabilidad pura.

Es el caso del Bankinter Sostenibilidad, un fondo que invierte su patrimonio en renta variable global de compañías incluidas en índices sostenibles, que han sido seleccionadas por sus criterios de excelencia en la gestión económica, social y medioambiental. Se puede suscribir una participación a partir de un importe de inversión mínimo inicial de solo 60 euros.

También Microbank Fondo æpermil;tico, de InverCaixa, incorpora en la selección de activos de su cartera no solo exigencias financieras, sino también criterios éticos, sociales y ambientales. Para ello, cuenta con una comisión ética formada por expertos independientes que, a título gratuito, evalúa y determina los valores que cumplen con dichos criterios. Además, el fondo tiene también una vertiente solidaria, ya que InverCaixa cede un 25% de la comisión de gestión a las ONG y entidades sin ánimo de lucro que designen los partícipes.

Según datos de VDOS, el sector de los fondos éticos se revaloriza un 11,14% en el año, "aunque es aún bastante volátil". A tres años obtiene un 21,78% de media, y el que mejor lo ha hecho en 2012 acumula un 15,1% de rentabilidad hasta la primera semana de diciembre.