Las anteriores medidas eran contra el déficit

Soria dice que ahora sí va a "reordenar" el sector eléctrico

El titular de Industria asegura que el Gobierno trabaja en una "reordenación" del sector eléctrico para que el precio que paga el consumidor refleje sólo el coste de la "generación, la distribución y el transporte".

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha anunciado hoyque el Gobierno trabaja en una "reordenación" del sector eléctrico para que el precio que pagan los usuarios refleje sólo el coste de la "generación, la distribución y el transporte" de la electricidad y "no otros costes". En su intervención en unas jornadas sobre industria organizadas por la CEOE, Soria ha explicado que las medidas adoptadas hasta ahora por el Gobierno en materia energética han ido encaminadas únicamente a "taponar" la hemorragia del déficit de tarifa y no a reformar el sector.

Acabar con el problema del déficit de tarifa era una condición necesaria sin la que no se podía acometer la reforma energética en la que trabaja el Gobierno con el objetivo de dotar a España de un marco estable que genere confianza, ha afirmado. Otro objetivo, según Soria, es que el precio que pagan por kilovatio/hora consumido los usuarios, tanto domésticos como industriales, "sea un precio que refleje realmente el coste de generación de ese kilovatio, de transporte y de distribución".

"En todo lo demás -añadió Soria- va a haber una reordenación" con el fin de que otros costes "no se sigan reflejándo en los precios", quien dijo comprender el malestar de las "patronales" ante las medidas tomadas en materia de energía, sobre todo en lo que respecta a la nueva fiscalidad energética.

En este sentido, aseguró que estas medidas eran necesarias porque el Gobierno se encontró a un sector eléctrico "enfermo" al que ha tenido que intervenir por "enfermedad regulatoria grave" y al que había que taponar la "hemorragia" que supone el déficit de tarifa para que "no se quedara encima de la mesa de operaciones". El ministro insistió en que la solución de este problema se tiene que repartir entre todas las compañías eléctricas, los usuarios y el Estado de forma equilibrada."El objetivo es que el déficit de tarifa sea cero en 2013 y luego entrar de lleno en reformar los aspecto regulatorios del sistema para que el consumidor doméstico y la industria puedan tener un precio de la energía que responda a los costes de generación y distribución".