John Elkann, presidente de Fiat

"La industria española es competitiva"

El presidente de Fiat, John Elkann, cree que España sigue siendo un destino competitivo para atraer y mantener inversiones en el sector del automóvil

El presidente de Fiat, John Elkann, ha hecho esta mañana una defensa a ultranza de las capacidades de España para competir en un entorno muy difícil, con una sobrecapacidad que está llevando a muchos fabricantes a trasladar producción de vehículos desde la UE a otros países. Esa deslocalización no se ha producido en España, según ha confesado. "General Motors ha eliminado producción en Alemania y sin embargo la ha ampliado en España; PSA también ha suprimido capacidad en Francia y no lo ha hecho en España. Esos dos ejemplos muestran que la industria española sigue siendo competitiva, a la que están llegando inversiones gracias a las reformas puestas en marcha", ha subrayado durante su intervención en el Congreso de la Empresa Familiar, que se celebra en Barcelona.

Elkann ha reafirmado esta aseveración con el reciente plan industrial presentado por Fiat para su filial española de camiones Iveco, en la que invertirá 500 millones de euros en los próximos cuatro años y creará 1.200 puestos de trabajo. El plan se desarrollará en las fábricas de Madrid y Valladolid y también incluirá la apertura de un centro de investigación y desarrollo en la capital española. "Dentro de Europa lo seguimos considerando como un lugar preferente para invertir", ha afirmado.

Esta apuesta de la industria española se produce, además, en mitad de un brusco cambio de estrategia de Fiat ante el desplome del consumo en Europa. Elkann ha confirmado que la prioridad es poner en marcha el plan de productos de alto segmento como Masserati o Alfa Romeo, anunciado la pasada semana, que se fabricarán en Italia para competir con los coches alemanes de alta gama. El segundo objetivo será diversificar ventas hacia otras zonas del mundo con mayores perspectivas de crecimiento y menos asediadas por la crisis. "Hace pocos años el 75% de los ingresos procedía de Europa; ahora esa cifra se ha reducido al 33% y los otros dos tercios proceden, a partes iguales, de EE UU y de otras naciones", ha asegurado.