Entrevista con Stephen King, economista jefe de HSBC

"El plan de Draghi es una idea brillante"

El máximo responsable de estrategia económica de HSBC alerta del desafío que representa para España cumplir reducir el déficit con una economía muy débil.

Stephen King, economista jefe de HSBC
Stephen King, economista jefe de HSBC

Stephen King (Londres, 1964) acude desde hace una década a las jornadas que organiza en Madrid HSBC, el banco donde ocupa el cargo de economista jefe. Desde entonces, este seguidor del Chelsea, ha observado con preocupación el rápido deterioro de la economía española. Pese a todo, King considera que España es un buen sitio donde invertir, y empieza a vislumbrar algunas señales positivas dentro de la crisis de la deuda soberana.

Pregunta. ¿Cómo ve la economía española?

Respuesta. España debe afrontar el tremendo desafío de gestionar la reducción del déficit público al mismo tiempo que se intenta restaurar el crecimiento económico. Hemos visto en el caso griego que si se fuerza el objetivo de reducir el déficit se corre el riesgo de que la economía colapse.

P. ¿Qué se puede hacer para lograr esa doble meta?

R. Podrían aplicarse fórmulas como las utilizadas en los 80 en Estados Unidos, para que el objetivo de reducción del déficit se fuera analizado año a año. Se podrían fijar unos criterios de reducción del déficit para un plazo de cinco a diez años, pero contando con mecanismos para que, en caso de que la economía entrara en recesión, pudiera suspenderse el objetivo anual de déficit. Sería bueno que las autoridades europeas dieran a España una oportunidad para crecer, ofreciéndole más tiempo para cumplir con los objetivos de déficit.

P. ¿Qué le parece el programa de compra de bonos anunciado por el BCE?

R. El plan de Draghi es una idea brillante. El BCE ha dejado claro su firme propósito de evitar la ruptura del euro. Ahora bien, hay que tener en cuenta que los bancos centrales no determinan por completo las condiciones monetarias y financieras. Durante el verano pasado, el miedo a que Italia o España dejaran el euro degeneró en una fuga de capitales de tal magnitud que había riesgo de que se convirtiera en una profecía autocumplida. La importancia del anunciado plan es que el BCE ha mostrado que está preparado para mantener en niveles bajos los tipos de interés a corto plazo y así compensar la fuga de capitales.

P. ¿Debería Rajoy solicitar ya mismo el rescate?

R. Desde luego, cuanto más se prolonguen las negociaciones, menos creíble será el programa de compra de deuda

P. ¿El plan de Draghi ha sido un punto de inflexión en la crisis de la eurozona?

R. Bueno, realmente ha habido varios puntos de inflexión que después no han logrado consolidarse. A comienzos de año se puso en marcha el LTRO [un programa por la cual el BCE prestó a los bancos europeos que lo solicitaran dinero a devolver en tres años a un interés del 1%]. Cuando arrancó se esperaba que fuera a ser muy beneficioso, pero no cumplió con las expectativas. Una de las razones es que ha habido un constante debilitamiento del crecimiento de las economías europeas, e incluso recesiones. Esto ha provocado que los ingresos fiscales hayan sido peor de lo previstos y que el LTRO no haya sido suficiente para estabilizar la situación.

P. Entonces, ¿no ha cambiado nada?

R. Sí, algo ha cambiado: la actitud de Alemania. Hace un año, aún pensaba que era capaz de controlar la situación, gracias a sus exportaciones. Sin embargo, como consecuencia del colapso en la demanda de Europa del sur, sus exportaciones han empezado a resentirse. Esto ha demostrado que existe un problema sistémico que requiere una solución sistémica. Esta es una crisis que afecta tanto a los deudores del sur de Europa como a los acreedores del norte de Europa, y necesitan trabajar juntos para solucionar los problemas de la mejor manera posible.

"España debe atraer inversión de fuera"

PREGUNTA ¿Resolverá la puesta en marcha del banco malo los problemas del sector bancario español?

RESPUESTA Eso espero, aunque el reto sigue estando ahí. Se pueden realizar cálculos sobre el tamaño de los créditos en mora y prever cómo evolucionarán, pero todo depende de qué ocurra con la evolución del PIB. Si sigue siendo muy débil, muchos créditos que ahora están sanos, se convertirán en morosos, como ocurrió en Japón en los 90.

P. ¿España podrá atraer al banco malo a inversores internacionales?

R. Dependerá de las condiciones de entrada en el capital. Si los activos se ponen a la venta a un precio relativamente barato, podría ser fácil poder sacarles un rendimiento. Pero será cada inversor quien deba valorarlo. En términos generales, considero que la reestructuración que está atravesando España acabará por mejorar su competitividad, lo que debería aprovechar para promocionar los beneficios de invertir aquí entre todo tipo de inversores, no solo entre bancos. España cuenta con maravillosas infraestructuras y otras muchas ventajas.

P. En Madrid ha habido un intenso debate sobre la construcción de Eurovegas...

R. No puedo entrar en los aspectos éticos o morales de la inversión pero, lo que sí puedo decir es que España necesita ser una economía abierta a los negocios, abierta a la inversión extranjera. Los niveles de desempleo son muy altos y ha habido una carencia de inversiones más allá del mercado inmobiliario y las infraestructuras. Creo que es un gran lugar para atraer a inversores extranjeros.

P. ¿Qué ocurrirá con la economía de EE UU?

R. Ha habido alguna noticia positiva, pero el PIB estadounidense acaba comportándose siempre peor de lo esperado.