Dentro de la campaña de lucha contra el fraude fiscal

Hacienda embarga la caja de una discoteca de Cádiz

En la madrugada del 1 de noviembre, el día en el que se celebró la fiesta en Madrid Arena, inspectores de la Agencia Tributaria y Vigilancia Aduanera realizaron uno de los primeros embargos de la caja del día al intervenir la recaudación de una discoteca en La Punta de San Felipe (Cádiz) que celebraba una fiesta temática.

La operación se inició a las seis de la madrugada con la participación de casi una veintena de inspectores de la Agencia Tributaria y funcionarios del Departamento Administrativo de Vigilancia Aduanera. Hacienda contó con el apoyo de la Policía local de Cádiz, ya que este tipo de acciones se deben apoyar en autoridades locales a efectos de clausura y revocación de licencia.

Según el Diario de Cádiz, la discoteca debía más de 120.000 euros al fisco, la cifra mínima de delito fiscal perseguible, y la cantidad incautada esa noche podía rondar los 6.000 euros en efectivo, ya que había cinco cajas registradoras abiertas en el local.

Según informaron fuentes oficiales de Hacienda, este departamento está estrechando el control sobre discotecas y macroconciertos, lo que incluye eventos como el celebrado la pasada semana en el recinto municipal Madrid Arena, donde fallecieron cuatro personas en una fiesta de Halloween.

Esta iniciativa forma parte de la nueva legislación contra el fraude fiscal y la lucha contra la economía sumergida, que permite a Hacienda embargar la caja del día de los locales deudores en horario de atención al público.

Con este programa, Hacienda pretende elevar la presencia de la Inspección del Estado en empresas, locales de negocio y demás establecimientos o lugares en los que se han desarrollado actividades económicas.

La posibilidad de embargar la caja de estos locales se incluye dentro de las iniciativas de recaudación, entre las que también destacan el embargo de vehículos históricos de alto valor y de vehículos de gran cilindrada, el control de los deudores premiados en juegos de lotería que siguen teniendo deudas con el fisco o las personaciones en casos de deudores sin actividad declarada pero con actividad presunta.