Firma un acuerdo de colaboración con España

Rumanía invita a su plan de infraestructuras a las empresas españolas

España y Rumanía han establecido un protocolo de colaboración para que nuestro país asesore al Estado rumano en la aplicación y gestión de fondos europeos destinados al desarrollo de redes de transporte. El acuerdo supondrá una oportunidad para las empresas españolas en el ámbito de las infraestructuras.

Las compañías españolas del sector de las infraestructuras de transporte pueden encontrar en Rumanía una vía más para su expansión internacional. El presidente del Senado del citado país europeo, Crin Antonescu, y la ministra española de Fomento, Ana Pastor, firmaron ayer un protocolo de colaboración entre ambas naciones para que España asesore a Rumanía en la aplicación y la gestión de los fondos europeos para el desarrollo de infraestructuras de transporte. Los representantes políticos de ambos países señalaron que no se producía un encuentro de estas características desde hacía 13 años.

Antonescu destacó el salto en convergencia hacia la Unión Europea (UE) y modernización de infraestructuras que dio España gracias a la "cuidadosa gestión de los fondos europeos para el desarrollo". El presidente de la cámara alta rumana señaló que el Gobierno de España puede asesorar a su país "con su experiencia para la aplicación de los mismos". De igual forma, Antonescu invitó a los inversores y empresas españolas a confiar en Rumanía "como una gran oportunidad de negocio y generación de riqueza y empleo".

Relevancia de las infraestructuras

En este sentido, Ana Pastor agradeció la propuesta de Rumanía, destacando "el importante papel que juegan las infraestructuras en el desarrollo de un país". La ministra de Fomento destacó "las amplias oportunidades que ofrece el programa rumano de infraestructuras para las empresas españolas".

En este sentido, Pastor recordó el peso que las compañías de nuestro país tienen en el mundo dentro del sector de las infraestructuras de transporte, y recordó la concesión a un grupo de firmas españolas de la línea ferroviaria de alta velocidad entre Riad y La Meca en Arabia Saudí.

En términos generales, Crin Antonescu destacó en el encuentro las excelentes relaciones bilaterales entre ambos países, y "la aportación que España y sus empresas pueden hacer a Rumanía, por la experiencia adquirida, en materia de infraestructuras, energía, turismo y promoción de la cultura".

Antonescu también mantuvo un encuentro con el presidente del Senado español, Pío García Escudero, en el que se abordaron temas como la actual situación de la UE, los problemas que están afectando al euro y las relaciones bilaterales entre ambos países en materia de política fiscal.

Eliminación de las restricciones laborales

Crin Antonescu se refirió a la situación de la comunidad rumana en España y las posibilidades de que los rumanos puedan acceder al mercado laboral de nuestro país, y afirmó que confía en que "para finales de 2012 se eliminen las restricciones en materia laboral para mis conciudadanos".

En este sentido, Antonescu y Pío García Escudero analizaron los acuerdos de Schengen con respecto a la situación de los inmigrantes rumanos en España, así como las oportunidades de apoyo mutuo entre los dos países dentro del proyecto de construcción de la UE.

Asimismo, el responsable rumano dijo que "España es un modelo excepcional de éxito en lo que concierne a la integración europea, tanto en el proceso de modernización del Reino como por la aplicación de la política económica nacional".